El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez.
El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez. @PACONUNEZ_

El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha mostrado su "respeto y respaldo" a la iniciativa surgida a nivel nacional desde su partido de la creación de la marca 'Castilla-La Mancha Suma' para intentar una coalición del centro-derecha de cara a unas hipotéticas elecciones generales en el corto plazo, si bien ha insistido en que se trata de una estrategia a nivel nacional.

En una entrevista con Europa Press, Núñez ha dicho al respecto que Vox, si bien no tiene representación parlamentaria en Castilla-La Mancha, eso no es motivo para "excluirle" ni de esta suma de fuerzas ni del diálogo en la región. "Tienen diputados (castellano-manchegos) que nos representan en el Congreso", ha recordado, añadiendo que "la estrategia es nacional, pero cualquier constitucionalista tiene que tener sitio" en esta mesa.

En este sentido, ha defendido que en las últimas elecciones generales, la división del voto de centro-derecha ha provocado que el número de votos no se traduzca en escaños por la Ley D'Hondt, lo que plantea, a su juicio, que estos partidos vayan coaligados para "unificar el voto" y que este voto pueda permitir que el resultado les "lleve a gobernar".

Núñez ha recordado que esta marca ha funcionado "bien" en Navarra, aunque ha destacado que en esta Comunidad Autónoma gobierna el PSOE "con los votos de Bildu". "Queremos generalizar el modelo de Navarra que permitiría un gobierno moderado" a nivel nacional.

En relación a Ciudadanos, Núñez se ha preguntado hasta que punto está incómoda la formación naranja con gobiernos de izquierdas en Castilla-La Mancha, ya que "están gobernando en tres capitales" con el PSOE. "No se hasta que punto está -Ciudadanos- lejos de la izquierda o entregado" a ella.

Así, ha puesto como ejemplo el pacto de gobierno en la ciudad de Albacete entre PSOE y Ciudadanos, indicando que en un año y medio el actual alcalde de Cs, Vicente Casañ, tendrá que dimitir y convocar un pleno extraordinario en el que "tendrá que votar a Emilio Sáez (PSOE)" como regidor, todo ello "si cumplen con lo firmado".

Sobre Vox y Podemos, Núñez ha destacado que "aunque no tienen representación parlamentaria" en Castilla-La Mancha, "no por ello hay que excluirles del diálogo de la región", ya que "lo que sea bueno para la región tiene que tener el respaldo de todas las fuerzas políticas".

REPETICIÓN ELECTORAL

El líder regional del PP ha aseverado que el PSOE "no parece muy interesado en que se puedan evitar unas nuevas elecciones", ya que "ni se entiende con Podemos" ni se "modera" para "entenderse con el PP", por lo que "todo apunta" a que los socialistas están "forzando" unas nuevas elecciones.

Núñez ha valorado que unas nuevas elecciones "no le viene bien al conjunto del país", a pesar de que los 'populares' pudieran mejorar su número de votos, ya que "hace falta un Gobierno", que no se constituye por "la irresponsabilidad de Pedro Sánchez".

En este sentido, ha señalado que el PP está "preparado" para afrontar un nuevo proceso electoral y para que el líder nacional, Pablo Casado, pueda demostrar que es "el más capacitado" y el que "puede mejorar España desde la Presidencia del Gobierno". "Él sería la mejor candidatura y las candidaturas de las provincias serían un complemento", ha dicho.

Sobre quién encabezaría las candidaturas nacionales por Castilla-La Mancha, Núñez ha destacado que es una decisión que le corresponde a la dirección nacional, pero que la candidatura regional "sería la de Pablo Casado", ya que ellas serán "complementos en torno a Casado", que es el presidente y "el número uno" de la candidatura, por lo que "todos remarán en la misma dirección".

El presidente del PP de Castilla-La Mancha ha incidido en que "independientemente de que el resultado haya sido malo o muy malo", el PP es un "partido de Estado", que piensa "primero en España y los españoles y luego en los intereses del partido". Los españoles "hoy necesitan un Gobierno", ya que el crecimiento "se está relentizando" y se están empezando a ver como "se siembran ciertas dudas sobre la economía".

CONGRESOS PROVINCIALES EN 2020

A nivel orgánico, Núñez ha indicado que el Comité Nacional será el que marque los plazos para la convocatoria de congresos regionales y provinciales. Si bien, ha añadido que en Castilla-La Mancha esto "ya se ha hecho", por lo que no se produciría un nuevo Congreso Regional.

Sí habrá congresos provinciales que no se celebrarán hasta 2020, ya que antes "es imposible". Así, cuando la dirección nacional inicie este proceso, se hará "como siempre", reuniendo a los alcaldes y escuchando "a todo el mundo", aplicando los Estatutos del partido, que marcan un proceso de primarias al que se puede presentar cualquier afiliado. Un proceso en el que la dirección regional "no se pronunciará", pero sí que intentará que haya diálogo y consenso.

Preguntado por la posibilidad de que repitan todos o algunos de los actuales presidentes provinciales -José Julián Gregorio (Toledo), Ana Guarinos (Guadalajara), Benjamín Prieto (Cuenca), Vicente Aroca (Albacete) y Francisco Cañizares (Ciudad Real)-, ha dicho que el PP tiene "cinco grandes presidentes", pero también "gente muy buena en todas las provincias", ya que cada una de ellas "es un mundo".

Núñez ha valorado el "gran trabajo" de todos ellos al frente de las direcciones provinciales en "un momento complicado", sacando las cosas adelante "con creces y con éxito".

RESULTADO AUTONÓMICO

De otro lado, Paco Núñez ha valorado el "mal resultado" obtenido por los 'populares' en las pasadas elecciones autonómicas de mayo en la Comunidad Autónoma, donde pasaron de ser la fuerza más votada con 16 diputados en el año 2015, a obtener diez en 2019 y ser la segunda fuerza de las Cortes regionales.

Esto, para el líder 'popular' se debió a la fragmentación del voto de centro-derecha, ya que hubo "miles de votos tirados a la basura", con gente que votó a Vox "con la mejor intención del mundo", pero que se quedó sin representación.

Además, ha indicado que el PP también hizo "cosas mal" y cometió "muchos errores", todo ello sumado a los "pocos meses" al frente del partido de la nueva dirección regional y el "poco tiempo para crear un nuevo proyecto político".

Asimismo, ha añadido que en todo esto también influyó que el PSOE estaba justo "en la guinda del pastel electoralmente hablando". Independientemente de estas cuestiones, Núñez ha avanzado que lo que ahora les toca a los 'populares' es "mirar para el futuro" y "trabajar a cuatro años" con un proyecto que se base en el municipalismo y en los alcaldes, portavoces, concejales y afiliados, trabajando en una ruta social de manera "pausada y calmada" para ser el altavoz de todos los colectivos de la región.

CRÍTICAS AL GOBIERNO TRAS 50 DÍAS EN ACTIVO

Núñez ha valorado los 50 días de Gobierno que se cumplen este fin de semana y ha señalado que "salvo pequeñas pinceladas", no ha habido toma de decisiones por parte del Ejecutivo castellano-manchego. "Una cosa es que eche a andar con paciencia y otra que no haya habido Gobierno", ha enjuiciado.

En cuanto al objetivo de déficit, Núñez ha dicho que el presidente regional, Emiliano García-Page, va a incumplirlo, ya que ha gastado "más de lo que ha ingresado", por lo que esta "senda peligrosa" puede llevar a una "subida de impuestos". "El PSOE no ha sabido gestionar el presupuesto", ha aseverado.

Consulta aquí más noticias de Toledo.