La Alcaldesa de Fuengirola, Ana Mula, en una reunión sobre transportes
La Alcaldesa de Fuengirola, Ana Mula, en una reunión sobre transportes AYUNTAMIENTO DE FUENGIROLA

Mula, que se ha reunido con el intendente jefe de la Policía Local, Joaquín Rueda, y con la edil responsable del área de Movilidad, Isabel González, ha recordado el "compromiso adquirido con los fuengiroleños en varios sentidos en materia de movilidad".

Así, a través de un comunicado ha incidido, en primer lugar, "en ampliar el número de líneas o incluso ampliar el recorrido y ampliar los horarios, por lo tanto hay que trabajar en un sistema de movilidad de toda la ciudad".

Por otro lado, ha considerado "necesario contar con una flota de vehículos intentando también que estén adaptados a las nuevas tecnologías, no sólo en cuanto a que sean eléctricos o híbridos, analizar cuál es el tipo más adecuado para el transporte público y que además esos vehículos estén habilitados con herramientas tecnológicamente avanzadas para que podamos pagar, los que tenga que hacerlo, con tarjeta de crédito, que vengan habilitados con wifi y otros avances tecnológicos".

En tercer lugar, la alcaldesa ha incidido en que "el paso más importante es que los fuengiroleños no tengan que pagar el billete del transporte público".

Sobre el coste que tendrán estas medidas en el sistema de movilidad, la regidora ha detallado que "estas mejoras tan importantes tienen una repercusión económica también importante; teniendo en cuenta que hasta ahora pagábamos por ese servicio aproximadamente unos 200.000 euros al año".

"Estamos hablando de asumir un coste que todavía no está valorado hasta que no definamos con exactitud cuántas líneas vamos a tener, cuántos autobuses necesitamos, qué personal vamos necesitar para cubrir esas líneas con esos horarios, etcétera", ha dicho, apuntando que cuando se tengan esos datos se sabrá "cuánto nos cuesta al año".

De esta forma, según ha explicado, también se está avanzando en el diseño de los trayectos y el horario de paso, y para ello se está teniendo en cuenta la opinión de los trabajadores del servicio sobre las medidas que se podrían adoptar para tener líneas mucho más rápidas y que conecten toda la ciudad.

Al respecto, ha señalado que estos han planteado "tener líneas transversales y longitudinales, de forma que las transversales conecten con las longitudinales en determinados puntos". "En definitiva, hay que estudiar esas comunicaciones y hemos avanzado bastante en definir esas líneas, la frecuencia con la que se podría prestar el servicio en esas líneas, que casi todas se van a reducir

en torno a diez o 15 minutos", ha explicado Mula.

Según ha continuado, en estos momentos se está estudiando "qué opciones de autobuses vamos a elegir y definir también si vamos a tener toda la flota en híbrido o si vamos a ir incorporándolos gradualmente, porque estamos hablando de un desembolso económico importantísimo teniendo en cuenta que cada autobús híbrido tienen un coste de unos 300.000 euros aproximadamente y teniendo en cuenta además que queremos que el servicio sea gratuito".

Ha destacado que con el encuentro de este viernes se ha hecho "otro pequeño avance y a ésta seguirán otras reuniones para definitivamente llevar un expediente con el servicio de transporte público que queremos y con el que nos podemos comprometer desde un punto de vista económico y funcional con nuestra ciudad".

Cabe recordar que el contrato que hasta ahora regía el servicio estaba vigente desde 1994 y ha expirado este mismo año. Pese a la antigüedad del mismo, en los últimos años se han ido incorporando nuevas rutas de autobús urbano. En los últimos dos años casi 2,2 millones de viajeros han hecho uso de los autobuses en la localidad, lo que supone un incremento del 6,6 por ciento de un ejercicio a otro.

Consulta aquí más noticias de Málaga.