Un lazo morado y pines contra la violencia de género.
Un lazo morado y pines contra la violencia de género. PARLAMENT IB - Archivo

Así lo ha anunciado este viernes la consellera de Asuntos Sociales, Fina Santiago, en la rueda de prensa posterior al Consell de Govern. La ayuda es complementaria a otras prestaciones del sistema público -de hecho, existe una ayuda estatal- y equivale al 80 por ciento del IPREM mensual.

Según ha especificado Santiago, en los últimos 14 años se han registrado 12 casos de menores huérfanos por un caso de violencia machista o conyugal -o entre personas con una relación análoga a la conyugal-.

También podrán acogerse menores cuando uno de sus progenitores sufra un grado de discapacidad igual al 33 por ciento o superior como consecuencia de haber sido víctima de violencia machista, en cada uno de sus supuestos, por lo que desde el Govern han remarcado que el decreto autonómico va "más allá" de la ayuda estatal.

Los menores víctimas de la violencia machista o conyugal podrán recibir esta prestación hasta que cumplan 22 años y, excepcionalmente, hasta que hagan 25 si cursan estudios académicos o formativos.