Un matrimonio de Caudete (Albacete), G. R. T., de 28 años, y A. M. G., de 27, está en prisión provisional desde comienzos del mes de julio por la muerte de sus dos bebés, unos sucesos que ocurrieron con más de un año de diferencia, pero con la circunstancia de que ambos murieron cuanto tenían cuatro meses de edad. Ambos progenitores están imputados por sendos delitos de asesinato con el agravante de abuso de superioridad.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha han informado de que también se les imputan dos delitos de lesiones y dos de maltrato en el ámbito familiar, pues ambos fallecimientos se instruyen en una misma causa, que continúa en investigación en sede judicial.

Fuentes de la investigación han confirmado que la muerte del primer hijo se produjo en enero de 2018, en el Hospital General de Albacete, según el diario El Mundo. Mientras, el segundo bebé falleció el 29 de junio de este año, en el domicilio familiar, donde se encontraba con los padres, que llamaron a los servicios de emergencia. Según esta información, fue a las 11.17 horas de ese día cuando el menor fue atendido por los servicios médicos, que certificaron el fallecimiento por muerte súbita.

Los padres achacaron la muerte del primer bebé a una negligencia médica, ya que supuestamente el niño habría fallecido tras suministrarle una vacuna, si bien la autopsia reveló que el pequeño tenía fracturado el cráneo. Sus progenitores no pudieron dar una explicación convincente de lo sucedido.

Investigados por la Guardia Civil

La Guardia Civil abrió una investigación para tratar de esclarecer esta muerte y aún estaba en curso cuando falleció el segundo hijo. La autopsia confirmó que tenía fracturas en las costillas, según las fuentes de la investigación.

Los padres del bebé figuraban en el procedimiento como investigados, imputados de manera provisional como presuntos autores de homicidio por imprudencia, a la espera de los resultados finales de la autopsia del bebé y de los resultados de otras diligencias de investigación practicadas en su momento.

Dichas diligencias previas estaban abiertas en la actualidad y en fase de instrucción.

Además, cuando el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Almansa tuvo conocimiento del nacimiento del segundo hijo de la pareja investigada, se activó el protocolo para la protección del menor, se ordenó a los servicios sociales de Caudete un seguimiento continuado y se realizaron informes cada quince días, que eran favorables.

Estas mismas fuentes han indicado que, en esas circunstancias, el 29 de junio de 2019 se produjo el fallecimiento del segundo bebé en el domicilio familiar.

De manera inmediata, y a la vista de las diligencias previas abiertas en 2018 por el fallecimiento de su primer hijo, la Policía Judicial comenzó a investigar los hechos y, una vez se obtuvieron los datos objetivos en el informe de autopsia del segundo menor, el 3 de julio se puso en conocimiento del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Almansa.

"Esto lo van a pagar lo que te han hecho"

Ambos progenitores fueron detenidos el 4 de julio y el juzgado encargado del caso ordenó su ingreso en prisión, de forma provisional, en la cárcel de La Torrecica, en Albacete. Cuando falleció el primer hijo, la madre publicó en Facebook una foto de él y un mensaje en el que indicaba que "esto lo van a pagar lo que te han hecho". El mensaje sigue publicado en su perfil de la conocida red social.

El procedimiento respecto del fallecimiento del segundo bebé se ha acumulado a las diligencias previas abiertas en 2018, por lo que las dos muertes se investigan en una única causa.

Consulta aquí más noticias de Albacete.