En la sentencia se señalaba que ambos, utilizando las sociedades que respectivamente administraban, llegaron al "cómun acuerdo" de manipular los cuentakilómetricos de vehículos destinados a la venta.

Según la resolución, reducían ostensiblemente el número de kilómetros recorridos para "ocultar" a los compradores los kilómetros reales, con la intención de obtener un "mayor beneficio en las ventas".

Los encausados, que antes del juicio, consignaron 60.492 euros para hacer frente a las indeminizaciones derivadas de la comisión de los hechos, manipularon los cuentakilómetros de 71.800 a 184.000 kilómetros en algunos csos, o de 72.400 a 178.900, entre otros.

Por ello, les condena como autores responsables de un delito continuado de falsedad de documento mercantil, en concurso por un delito continuado de estafa a la pena de un año de prisión, y a la multa de cinco meses con una cuota diaria de 10 euros, lo que supone un total de 1.500 euros. En concepto de responsabilidad civil, establece indemnizaciones por un total de 57.592 euros.

La sentencia también acuerda suspender la pena impuesta a uno de los acusados, una suspensión condicionada a que no delinca durante el plazo de dos años y que abonen determinadas cantidades que se determinan en concepto de responsabilidad civil.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.