Se trata de una convocatoria a la que se han sumado algunas localidades como Málaga, Huelva o Benidorm. Las kellys de esta localidad se unirán a sus compañeras en la concentración de Alicante, después de que la pasada semana tuvieran que suspender su movilización, ha explicado el colectivo en un comunicado.

La portavoz de las kellys de Alicante, María Fresneda, ha explicado que con esta concentración pretenden "denunciar que todo sigue igual". "Se mantiene la sobrecarga de trabajo y pese a que en agosto de 2018 se reconocieron algunas de las enfermedades laborales del colectivo, "al final se hace trampa y se están calificando las enfermedades profesionales de enfermedades comunes", ha lamentado. Además, "el sistema abusivo de subcontratas sigue sin regularse", ha añadido

La portavoz el colectivo en Alicante ha explicado que continúa el sistema de créditos, "que es muy dañino, ya que en verano aumenta el número de camas y de personas en las habitaciones con las literas, las camas supletorias o las cunas".

"Antes teníamos que hacer 14 o 15 habitaciones y ahora se sube a 19 o 20 y encima con más gente dentro", ha señalado Fresneda, que explica que con el sistema de créditos se ha aumentado la carga de trabajo, "ya que se establecen tiempos por habitación que luego no obedece a las horas de trabajo real, por lo que nos es imposible cumplirlas".

Consulta aquí más noticias de Alicante.