Minutos antes de las cinco y media de la tarde de este pasado domingo, una patrulla de la Ertzaintza, que realizaba labores de protección ciudadana por el barrio San Miguel de la ciudad fronteriza, sorprendió a dos individuos realizando un intercambio, de manera que uno de ellos entregó al otro lo que parecía una bolsita de plástico, mientras que el segundo le dio al primero un billete.

Después, el supuesto vendedor echó a andar y poco después se montó en un vehículo que le estaba esperando. Al detectar la presencia policial, el vehículo abandonó el lugar "a toda velocidad" y no pudo ser seguido por la patrulla. Poco después, sin embargo, la patrulla localizó de nuevo el vehículo en la calle Pinar.

El coche huyó de nuevo a gran velocidad hacia la carretera GI-636. Los agentes pudieron ver cómo una persona tiraba, por la ventanilla del copiloto, varias bolsitas con un polvo blanco.

Mientras la primera patrulla consiguió detener el vehículo del sospechoso, otra dotación policial recogió las bolsitas. Posteriormente, se confirmó que en ellas había 9,5 gramos de una sustancia estupefaciente, probablemente cocaína.

En el registro del coche del sospechoso, los agentes encontraron varios billetes de diez y veinte euros. Además, en poder del varón que ocupaba el asiento del copiloto, hallaron varios billetes más de 50, veinte y diez euros.

Por todo ello, los ertzainas procedieron a la detención del hombre, de 37 años de edad, bajo la acusación de un delito de tráfico de drogas. El conductor del vehículo, por su parte, quedó como investigado por el mismo delito.

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.