El delegado de Gobernación y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, y la gerente de Lipasam, Virginia Pividal, en la presentación de una campaña de concienciación.
El delegado de Gobernación y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, y la gerente de Lipasam, Virginia Pividal, en la presentación de una campaña de concienciación. AYUNTAMIENTO DE SEVILLA

El trabajo coordinado, informa el Ayuntamiento de Sevilla mediante una nota, se reforzó en 2017 con la creación de una unidad especial de la Policía Local de Sevilla y Lipasam, con agentes de paisano que acompañan a los inspectores de esta empresa municipal, ha incluido también la colocación de placas disuasorias, unas 2.000 actualmente,

que recuerdan a los dueños de los perros las infracciones según contempla la Ordenanza Municipal de Limpieza, al tiempo que invitan a la colaboración ciudadana para mejorar la limpieza de calles y plazas.

Los programas educativos y de las Brigadas Ambientales de Lipasam, con iniciativas para el público en general, enfocadas sobre todo enfocadas a niños, llevan aparejada siempre esa materia de concienciación sobre excrementos caninos en las vías públicas, con unas 60.000 personas que cada año participan y reciben formación en esa materia.

Lipasam ha iniciado también un trabajo de concienciación sobre los orines caninos con la distribución de botellitas en determinados eventos y espacios de concentración de animales, como en la feria de Surmascotas, "un apartado de sensibilización ciudadana que irá progresivamente a más, porque así lo exige la propia limpieza de la ciudad y nos lo reclama la ciudadanía", ha destacado la gerente de Lipasam, Virginia Pividad.

"Primero es la labor de concienciación a través de los programas educativos y de formación de Lipasam, incluidas campañas y acciones informativas en la totalidad de los distritos. Y después, si persiste en la falta de colaboración, es cuando actúa el dispositivo sancionador. Es una cuestión obvia de limpieza viaria y de convivencia vecinal y en beneficio de todos", ha argumentado el delegado de Transición Ecológica y Deportes, David Guevara.

El delegado recuerda que todo este esfuerzo se enmarca en la campaña 'Reto Lipasam', cuyo objetivo es incrementar la concienciación sobre la necesidad de mantener limpia la ciudad y no permitir que las mascotas ensucien las calles con sus excrementos.

Un dispositivo policial de paisano recorre las zonas con más denuncias vecinales y en las que se detecta un mayor número de excrementos caninos abandonados. "La sanción no es en ningún caso el objetivo, aunque sí estamos tomando medidas, y constatamos que, aunque persiste, el problema de abandono de excrementos se ha reducido. Quienes sigan incumpliendo la normativa deben ser sancionados. Es una cuestión de educación y de civismo", ha manifestado el delegado de Gobernación y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera.

LA ORDENANZA MUNICIPAL, EN EXPOSICIÓN PÚBLICA

La nueva Ordenanza Municipal de Protección, Bienestar y Tenencia Responsable de Animales en Sevilla, ahora en fase de exposición pública previa a la aprobación definitiva por parte del Ayuntamiento, incide en la formación sobre la tenencia de mascotas, y desde el Laboratorio Municipal y el Zoosanitario, ambos adscritos al Área de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social, también se han llevado a cabo algunos programas educativos directos en centros escolares.

El texto consagra el principio del 'sacrificio cero', ya practicado en las instalaciones del Zoosanitario Municipal, y hace un especial hincapié en la tenencia responsable, la lucha contra el abandono; su compra, cría y venta responsables; la esterilización para evitar la superpoblación; las actividades formativas, divulgativas e informativas en materia de protección, bienestar y tenencia responsable animal; el voluntariado y la participación del movimiento asociativo en materia de protección, bienestar y tenencia responsable animal; la divulgación del papel beneficioso de los animales en la sociedad; el esparcimiento de los perros, facilitando espacios apropiados para ello; el acceso de los animales a establecimientos bajo un adecuado control de sus portadores; las inspecciones para el cumplimiento de esta legislación, y, por último, las campañas de identificación y esterilización.

Entre otros aspectos, también regula y endurece las condiciones de maltrato y abandono de animales, el voluntariado y las situaciones de custodia de los mismos.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.