La actuación "rápida y eficaz" del operativo de efectivos coordinado por la Junta, con la colaboración de medios del Ministerio, ha permitido atajar un fuego que amenazó al núcleo urbano y que obligó a desalojar la piscina para que los helicópteros pudieran recoger agua y sofocar así las llamas.

El dispositivo desplegado en la zona está formado por un técnico, dos agentes, cuatro cuadrillas, seis autobombas, dos máquinas nomberos de Salamanca con una con cisterna, cuatro helicópteros bombarderos de la Junta, un helicóptero de coordinación acompañados por cuatro cuadrillas helitransportadas, así como una Brif del Ministerio, más un avión anfibio y un helicóptero.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.