La rápida intervención de los efectivos de emergencias situados en el municipio vecino evitaron que el fuego se propagara por las instalaciones, pero la sorpresa llegó para los efectivos de emergencia que, tras apagar el fuego, pudieron comprobar como en el interior de dicha bodega se localizaban varias plantas de marihuana, tanto en proceso de secado como de crecimiento.

Además, en el exterior también se localizaron varias macetas vacías que supuestamente ya habían sido utilizadas previamente en el cultivo de esta sustancia.

Al lugar también acudieron los Bomberos de Ferrol, que ya no tuvieron que actuar, tras ser requeridos por el 112, por estar el fuego apagado a su llegada, además de efectivos de la Policía Local de Ares y de la Guardia Civil, cuyos efectivos investigan ahora quiénes son los propietarios de estas plantas que fueron localizadas de manera fortuita.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.