La nueva planta estará situada cerca de la actual depuradora y tendrá capacidad para tratar un caudal diario de 326 metros cúbicos -126 más que la depuradora actual-, que permitirá dar respuesta al aumento de la necesidad de sanear las aguas, debido a que el municipio ha doblado su población en los últimos 20 años.

Las ofertas podrán presentarse hasta el 16 de septiembre y el contrato tendrá una duración de 2 años y 10 meses a partir de la adjudicación y la firma del mismo.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.