Pinta de blanco los picos de un monte de Murcia para simular que llevan nieve

  • Se llama Diego López y ha regresado a Cabezo de Torres.
  • Tuvo que irse después de pintar de azul, hace dos años, el mismo pico.
  • Asegura que pinta la montaña por orden de Dios.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MURCIA
Este hombre ha pintado un monte de azul.
Este hombre ha pintado un monte de azul.
EDU BOTELLA

Se llama Diego López Martínez, pero él reniega de sus apellidos: "Yo soy Diego el profeta", dice, convencido de que es un enviado de Dios. Sabe que la gente no le cree y que le toman por loco, pero él entiende a los demás: "Cuando empecé a ver apariciones y a escuchar voces sentí miedo. Pensé que me estaba volviendo loco. Es normal que la gente no lo entienda. No están preparados".

Hace un par de años, Diego pintó de azul el monte que da nombre a su pueblo, Cabezo de Torres, en Murcia. Después de cinco años pintando el cerro, durante 10 horas diarias, tuvo que marcharse. Y ahora ha vuelto... y por la puerta grande. Está pintando de blanco los picos de la montaña, que antes había pintado de azul, y que se encuentra en una zona llena de cactus, donde en verano se superan ampliamente los 40 grados. "Lo hago por orden de Dios, para refrescar el paisaje".

Y en el pueblo, lo que en principio parecía una excentricidad, hoy es un reclamo turístico. El quiosquero de la pedanía de 11.866 habitantes tiene unos prismáticos a mano, para dejárselos a los turistas que llegan hasta el Cabezo a ver la montaña azul, que ahora luce sus picos con nieve.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento