Noé y María, en 'First dates'.
Noé y María, en 'First dates'. MEDIASET

"Te voy a decir una cosa, lo siento si piensas raro de mí, pero es que cada vez que me pongo nerviosa, me pica una teta". Con esa frase comenzó la cena de este martes entre María y Noé en First dates.

La asturiana fue la primera en llegar al restaurante de Cuatro, y fue Carlos Sobera el encargado de recibirla y de preguntarle cómo le había ido en el amor hasta ahora: "Hace un año estuve con un chico, pero me iba a Irlanda a trabajar y él me dijo que no podía estar sin sexo tanto tiempo", contó.

"Me hizo bien porque al final me enteré que estaba acostándose con otra chica", añadió la estudiante. A lo que Sobera comentó sorprendido: "Te engañó antes de que te fueras".

Noé fue la cita de la asturiana. Procedente de Langreo, el joven no dudó en afirmar que "antes era una persona muchísimo más vergonzosa, no hablaba con la gente porque les tenía miedo, pero ahora estoy más suelto".

Tras las presentaciones, Sobera les condujo hasta su mesa, no sin antes señalar que "¡La Biblia esta hoy aquí en First dates amigos!".

Ya en la mesa, María advirtió a Noé sobre su manía cuando se ponía nerviosa: "Cada vez que me pongo nerviosa, me pica una teta". Su pareja se rió, y le dijo que no pasaba nada si lo hacía.

Durante la cena hablaron de sus gustos musicales o de sus anteriores relaciones. La joven recordó a su expareja: "Yo le quería muchísimo, estaba híper enamorada, aunque no sé por qué, era bastante machista", recordó. "Desde que me levantaba hasta que me acostaba me decía que estaba gorda y cogí un poco de complejo. Me veía como un objeto y no le gustaba el feminismo, y yo soy muy feminista", añadió.

Por su parte, Noé le contó, ante la cara de sorpresa de su cita, que "hace más de tres años que no tengo pareja, solo rollos. He estado probando el poliamor y la bisexualidad".

Al final, mientras que Noé sí quiso volver a quedar: "La cita ha sido un poco desastre por los nervios, pero sí tendría una segunda". Mientras que María le rechazó, y explicó por qué: "Yo no la tendría, pero si nos conociéramos más y tuviéramos más confianza a lo mejor en un futuro sí que podríamos llegar a algo, pero de momento te tengo que decir que no", concluyó la asturiana.