Festival de Woodstock
El público baila en uno de los conciertos de Woodstock. WOODSTOCK.COM

El cofundador del festival de Woodstock original, Michael Lang, ha anunciado este miércoles la cancelación definitiva del evento con el que se trataba de celebrar su 50 aniversario después de varios meses de contratiempos.

"Nos entristece que una serie de contratiempos inesperados hayan hecho imposible organizar el festival que imaginábamos con el gran cartel que habíamos contratado y la interacción social que preveíamos", dijo Lang en un comunicado, han informado medios especializados.

La anulación de Woodstock 50 se produce a sólo 15 días del esperado evento, que tenía previsto celebrarse entre el 16 y 18 de agosto, y después de que varios artistas anunciaran que no acudirían tras verse forzada la organización a cambiar el lugar del festival.

A lo largo de las últimas semanas y ante la inminencia del festival, que no ha puesto a la venta ninguna entrada, comenzaron a conocerse las primeras ausencias, como la de John Fogerty, que actuó con Creedence Clearwater Revival en el histórico evento de 1969.

El legendario guitarrista Carlos Santana es otro de los artistas que impulsaban el cartel de Woodstock 50 y que se ha retirado, al igual que Jay-Z, Dead & Company, The Racounteurs, Miley Cyrus, The Lumineers, The Black Keys, Joe McDonald y John Sebastian, según recogen medios locales.

Todos los artistas, apunta Lang, han quedado libres del contrato que habían firmado, pese a que varios de ellos ya recibieron el pago de sus honorarios, que en total han ascendido a 30 millones de dólares (27 millones de euros), según informó en su día Billboard.

Por ello, el cofundador ha instado a los cantantes y grupos musicales a "donar el 10% de sus honorarios a HeadCount", una organización sin fines de lucro estadounidense que trabaja con músicos para promover la participación en la democracia del país, o a cualquier otra organización que prefieran "en pro de la paz". "Woodstock sigue comprometido con el cambio social", agrega el texto, en el que también se da las gracias a los "artistas, fans y socios que nos apoyaron en momentos de adversidad".

En 1969 también hubo contratiempos

La organización del evento conmemorativo se ha enfrentado a numerosos problemas desde que anunció la celebración del aniversario, pero insistió en varias ocasiones que iba tener lugar, ya que en 1969 también hubo contratiempos.

Tras anunciar su cartel en marzo, Woodstock 50 no comenzó a vender las entradas en la fecha que había previsto, en abril, y tras posponerla trascendió que no había obtenido un permiso del estado de Nueva York. Días después, su socio financiero, Dentsu Aegis, se retiró y canceló unilateralmente el festival, pero Lang descartó esa acción y a través de abogados emprendió acciones legales contra la firma.

En junio, Woodstock 50 recibió otro mazazo con la retirada de la productora CID Entertainment, la rescisión de otra licencia y el anuncio de la localidad de Watkins Glen de que no acogería el evento, tras lo que en julio hubo cuatro intentos infructuosos de llevarlo a la cercana ciudad de Vernon.

Después de eso, los organizadores anunciaron que se celebraría en el pabellón Merriweather en la ciudad de Columbia, en el estado de Maryland, 350 millas (563 kilómetros) al sur de su localización original. Este último cambio fue el que llevó finalmente a algunos cabezas de cartel a retirarse, como hizo Jay-Z el pasado viernes, seguido de otros artistas, lo que ha desembocado en la cancelación total.

El que sí se celebrará será otro festival paralelo previsto también para el 16, 17 y 18 de agosto en el Centro de Artes de Bethel Woods, en Bethel, en el estado de Nueva York, al que acudirán, entre otros, John Fogerty, Ringo Starr y Carlos Santana.