Un padre con antecedentes por maltrato mata a su hijo de 11 años durante el régimen de visitas y después se suicida

Imagen de un coche de la Guardia Civil.
Imagen de un coche de la Guardia Civil.
EUROPA PRESS/ARCHIVO
Un hombre de 39 años ha matado presuntamente a su hijo de 10, al que tenía que haber entregado ayer a su madre, y después se ha ahorcado en un domicilio de la localidad murciana de Beniel.Según han informado fuentes de la investigación, la Policía local de este municipio recibió una llamada en la que se informaba que David S.O. no había entregado a su hijo a las 20:30 horas, como establecía el régimen de visitas.Los agentes municipales se desplazaron hasta el domicilio del hombre y comprobaron que la puerta estaba cerrada con llave por dentro, por lo que avisaron a un cerrajero que la abrió.

Un hombre de 39 años ha matado presuntamente a su hijo de 11, al que tenía que haber entregado este jueves a su madre, y después se ha ahorcado en un domicilio de la localidad murciana de Beniel.

Según han informado fuentes de la investigación, la Policía local de este municipio recibió una llamada en la que se informaba que David S.O. no había entregado a su hijo a las 20.30 horas, como establecía el régimen de visitas.

El asesinato se produjo en el piso que compartía el matrimonio hasta su separación, un tercero del edificio Azalea, en el número 32 de la avenida Calvo Sotelo de Beniel.

Un hermano mayor de la víctima trató de acceder a la casa pero resultó imposible porque estaba cerrada por dentro, por lo que la Policía avisó a un cerrajero para forzar la puerta.

Fue entonces cuando entre el pasillo y el baño encontraron tendido en el suelo el cuerpo del menor rodeado de gran cantidad de sangre y en la cocina el del padre ahorcado.

La Guardia Civil también se trasladó a la vivienda para hacerse cargo de la investigación, han indicado las mismas fuentes, que han señalado que el supuesto parricida tenía antecedentes por malos tratos y había quebrantado una orden de alejamiento dictada el mes pasado, lo que motivó su detención.

El delegado del Gobierno en Murcia, Francisco Jiménez, ha informado de que la exmujer lo había denunciado por acoso, por recibir de él llamadas y mensajes de manera constante, hecho que motivó la orden de alejamiento. Fuentes de la investigación han precisado que el padre mantenía el régimen de visitas sobre los menores.

El presunto parricidio podría ser investigado por juzgados especializados en violencia machista, como asesinato vicario, que es cuando se ejerce violencia contra los hijos para perjudicar a la exmujer. El Gobierno recoge desde 2013 en una estadística todos los menores asesinados en el contexto de la violencia de género. Desde ese año, y sin contar todavía al menor de Murcia, ha sido asesinados por sus padres son 28.

Dos días de luto oficial

La alcaldesa de Beniel (Murcia), Mari Carmen Moreno, ha decretado dos días de luto oficial en la población y ha convocado un minuto de silencio en solidaridad con la familia del niño de 11 años asesinado.

La regidora ha subrayado la "gran consternación y tristeza" con la que ha amanecido este pequeño pueblo murciano de unos 20.000 habitantes, cuya actividad municipal ha sido suspendida y donde las banderas del ayuntamiento ondean a media asta.

La alcaldesa ha hecho hincapié en el "férreo apoyo" del pueblo de Beniel a la madre del niño asesinado y a todo su entorno familiar y ha subrayado que "esta situación tan dura tenemos que afrontarla entre todos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento