Ser taxista no es fácil y más cuando hay que pasarse tantas horas sentado frente al volante y de atasco en atasco. Por eso no es extraño que mucho profesionales del taxi busquen sus pequeños momentos de relax y sin dejar de trabajar. Así lo recoge el periódico El Mundo.

Los taxistas han encontrado en el aeropuerto de Madrid, Barajas concretamente en la T4, diversas actividades para pasar el tiempo. Allí se pueden dar cita cerca de 800 taxis que esperan pacientemente a realizar un servicio. De esta manera, mientras les llega su turno, los propios conductores han ideado una serie de actividades para pasar el tiempo. Jugar al mus, dormir la siesta, pintar, o dedicarse al cultivo de un pequeño huerto.

Muchos de los taxistas que paran por la T4 se decantan por el deporte. Para ello hacen ejercicio entre los coches que pueblan la terminal ataviados con prendas deportivas. O los más tranquilos se dedican a tallar pequeñas figuritas de madera con una pequeña navaja y trozos de madera.

Cultivo de ajos

En una de las medianas separadoras de la T4 las malas hierbas han dado paso a un pequeño huerto de ajos. En un momento dado, un taxista trajo en el maletero los utensilios de jardinería y creó su plantación. se normal ver a algún que otro taxista regando con una botella de agua. "No es más que una forma de pasar el rato aquí" asegura un taxista y según publica El Mundo