El gobernador de Puerto Rico renuncia a la reelección
Puertorriqueños escuchan el mensaje del gobernador de la isla, Ricardo Rosselló, en el que este anunció que no se presentará a la reelección en los comicios de 2020. Thais Llorca / EFE

Nueve días de presión en la calle concluyeron este domingo con el anuncio del gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, de que no se presentará a la reelección y que renuncia a la presidencia de su partido, aunque la oposición ya ha dicho que sigue sin escuchar el reclamo del pueblo.

Rosselló, en un mensaje dirigido al país, dijo haber comprendido a la población durante el anuncio de su decisión, en una jornada en la que las manifestaciones continuaron con el objetivo de que el gobernador dimita.

Las calles, poco después del anuncio, se llenaron de vehículos que hacían sonar sus bocinas, mientras que continuaban concentrados manifestantes a la entrada de La Fortaleza, la sede del Ejecutivo y residencia del gobernador.

Horas después, la policía lanzó gas pimienta contra un grupo de manifestantes que insistían en exigir la dimisión del gobernador, congregados frente al edificio en la localidad de Guyanabo, próxima a San Juan, donde Rosselló y algunos alcaldes y legisladores de su partido mantenían una reunión. Las fuerzas de seguridad hicieron uso del gas pimienta cuando varios ciudadanos intentaban evitar la salida de los presentes en el encuentro.

Dos manifestaciones volvieron este domingo a exigir la salida de Rosselló durante un día en el que estuvo reunido con su gabinete y que comenzó con el maratón de yoga "Saludos Al Sol por Puerto Rico", una clase abierta al público que fue una forma distinta se exigir la renuncia de Rosselló.

Cerca de un centenar de personas en tablas de surf de remo, surf, motos acuáticas y cualquier artilugio que flotara protestaron también llegando por mar a San Juan para exigir la renuncia del gobernador. Los disconformes con Rosselló llegaron a la Fortaleza remando en todo tipo de tablas dando una nota de color a esta crisis institucional que vive la isla caribeña.

Otra manifestación contó con cientos de participantes de la comunidad LGBT que se acercaron a la residencia del gobernador.

Presión desde EE UU

La opinión de estos ciudadanos es compartida no solo por muchos puertorriqueños, si no también en Estados Unidos por miembros de Partido Demócrata que quieren representar a su formación frente a Donald Trump en las presidenciales de 2020.

Es el caso de Tulsi Gabbard, Julián Castro y Elizabeth Warren, a los que se suman los miembros del partido Joe Biden, Sen Gillibrand y Pete Buttigieg que han mostrado su solidaridad con Puerto Rico.

La candidata demócrata en los comicios de 2016 y exsecretaria de Estado de EE UU, Hillary Clinton, también mostró su malestar sobre asunto. "Estoy con el pueblo de Puerto Rico en sus protestas por la corrupción y el comportamiento deshonroso de su Gobierno. Como todos los estadounidenses tienen el derecho fundamental, y el deber, de pedir cuentas a sus líderes", dijo Clinton a través de su cuenta en la red social de Twitter.

El senador estadounidense independiente Bernie Sanders señaló que está con el pueblo de Puerto Rico que sale a las calles para exigir la responsabilidad del gobernador y el fin de la corrupción.

El exvicepresidente estadounidense Joe Biden sostuvo que los comentarios del gobernador Ricardo Rosselló son vergonzosos y que el lenguaje de odio no debe ser protegido.

El presidente de la Asociación de Alcaldes de Puerto Rico, Eric Bachier, en declaraciones escritas, anunció que quedaron suspendidos los actos tradicionales de la celebración del 67 aniversario de la Constitución del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, un estatus que le da a la isla cierto grado de autonomía política.

Las consecuencias no son solo políticas, ya que la directora ejecutiva de la Compañía de Turismo (CTPR), Carla Campos, informó de que el impacto económico de las paradas de cruceros canceladas hasta la fecha por la inseguridad provocada por las protestas se estima en 2,5 millones de dólares.

Insultos machistas y homófobos

El origen de esta crisis institucional sin precedentes está en la revelación, el pasado fin de semana, por el Centro de Periodismo Investigativo, de las casi 900 páginas de un chat de la aplicación de mensajería de Telegram en el que miembros del círculo directo del gobernador y él mismo insultan a mujeres, artistas, miembros de la oposición y hasta del gobernante Partido Nuevo Progresista (PNP).

El lenguaje utilizado es muy crudo y Rosselló llega a calificar de "puta" a una exconcejala del Ayuntamiento de Nueva York, además de haber alusiones a la orientación sexual del cantante Ricky Martin y hablarse de estrategias a poner en marcha contra personas no afines al Gobierno.

Rosselló tiene este lunes una nueva prueba para mantenerse en el cargo con la manifestación y paro nacional convocados, que, de momento, ha supuesto que Plaza Las Américas, el primer centro comercial del Caribe, anuncie que no abrirá sus puertas por la cercanía de la concentración.