La portavoz del Equipo de Gobierno, Rebeca Pérez
La portavoz del Equipo de Gobierno, Rebeca Pérez EUROPA PRESS - Archivo

Este vial presenta actualmente problemas de drenaje transversal a lo largo de su trazado desde casa Pelada hasta la Estación de Riquelme, ya que las ramblas que atraviesan la carretera han sufrido modificaciones en el trazado original de las escorrentías y en el curso de las aguas fluviales.

Ello provoca que las lluvias torrenciales afecten gravemente a la carretera con inundaciones y arrastres de terrenos de cultivo que dejan fuera de servicio la carretera en numerosos puntos del trazado, según ha informado la portavoz del Gobierno municipal, Rebeca Pérez, en rueda de prensa.

Las obras consisten en la adecuación de la calzada, de forma que el paso de la rambla no afecte a la circulación de tráfico rodado. Para ello se instalarán baterías de tuberías de hormigón, que permitirán el paso de las aguas de escorrentía, ejecutando sobre ellos el firme de calzada y peatonal.

Asimismo se ejecutarán cunetas longitudinalmente a la carretera que recogerán también las aguas.

El plazo de ejecución de los trabajos, que realizará la mercantil Trisacor Infraestructuras y Servicios SL, se establece en tres meses y el presupuesto asciende a 122.813 euros.

El proyecto forma parte del Plan Extraordinario de Inversiones en Pedanías, que coordina la Concejalía de Pedanías, Participación y Descentralización.

Consulta aquí más noticias de Murcia.