El Ayuntamiento de Valencia prohibirá que patines, patinetes y monopatines puedan circular por las aceras y zonas peatonales de la ciudad, y la infracción de esta norma supondrá multas de hasta 500 euros. La Junta de Gobierno Local ha dado este viernes el visto bueno a la modificación de la Ordenanza de Circulación, aprobada el 29 de diciembre de 2005, que añade esta prohibición y señala que solo podrán transitar por las zonas especialmente destinadas al efecto.

El primer teniente de Alcalde, Alfonso Grau, ha señalado que esta práctica "se ha convertido, lamentablemente, en algo bastante habitual, sobre todo en la zona del Centro Histórico, y la realidad es que supone un gran riesgo y molestias tanto para los peatones como para el entorno". Además, también ha recordado que las bicicletas son un vehículo y, como tal, no pueden circular por las aceras.

Patines y monopatines sólo podrán circular por zonas especiales habilitadas a tal fin.

La infracción de esta norma supondrá una serie de multas dependiendo de la categoría. Las leves se sancionarán con una cuantía hasta 90 euros; las graves con multa de 91 a 250 euros; y las muy graves con multa de 251 a 500 euros.

Esta modificación será remitida al Pleno Municipal para su tramitación y posterior aprobación inicial, y se une a la que ya fue aprobada relativa a la sanción de la venta de vehículos en la vía pública.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALENCIA