La candidata a presidir la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, ha prometido este martes a la Eurocámara impulsar un seguro europeo de desempleo, un salario mínimo en todos los países de la Unión Europea, traducir la ambición climática en leyes concretas y más impuestos para los gigantes digitales.

En su primer discurso ante el pleno del Parlamento Europeo, que duró una media hora, Von der Leyen enlazó promesas a los distintos grupos del Parlamento Europeo.

 La candidata alemana ha buscado los votos que le faltan para asegurarse una mayoría absoluta que valide su nominación a presidir la Comisión, con anécdotas personales y mensajes en defensa del proyecto europeo.

Clima

Von der Leyen ha mostrado su compromiso para lograr una Unión Europea neutra en carbono para 2050, que elimine las emisiones de gases de efecto invernadero para esa fecha.

Con este objetivo, prometió un nuevo pacto verde para Europa en los primeros cien días de su mandato y afirmó que "traducirá" en leyes concretas el objetivo de la neutralidad climática para 2050, para lo que pidió "inversiones a gran escala" tanto públicas como privadas.

En este sentido, también apoyó la creación de un fondo para la transición justa para respaldar a las regiones más afectadas por los cambios necesarios para cumplir con las metas climáticas.

Fiscalidad

Von der Leyen abogó por impuestos justos para las empresas digitales, a quienes advirtió de que "no es aceptable" que se beneficien de los trabajadores, infraestructura y seguridad social europeas sin pagar los impuestos que les corresponden gracias a que "juegan con el sistema tributario".

Política social

Von der Leyen insistió en su promesa de impulsar un marco legal que garantice que cualquier trabajador con un empleo a tiempo completo gane "un salario mínimo que pague por una vida decente", para lo cual abogó por apoyarse en los convenios colectivos de sindicatos y patronales para "personalizar el salario mínimo a un sector o una región concreta".

Además, repitió su intención de impulsar un seguro europeo de desempleo que complemente a los sistemas nacionales y se comprometió a asegurar que la Garantía Juvenil funciona "lo mejor posible" en cada Estado miembro.

Von der Leyen se declaró partidaria de la petición del Parlamento de triplicar el dinero destinado el programa Erasmus+ para el próximo periodo presupuestario, entre 2021 y 2027.

Igualdad de género

La alemana, que inició su discurso con unas palabras de recuerdo a la primera presidenta del Parlamento Europeo, Simone Veil, fallecida recientemente, recalcó también su compromiso de que su equipo en la próxima Comisión sea completamente paritario e insistió en que "no dudará" en pedir a los países otros candidatos a comisario si no tiene suficientes mujeres.

"Desde 1958 ha habido 183 comisarios. Solo 35 han sido mujeres. Esto es menos del 20 %. Representamos la mitad de nuestra población, queremos nuestra representación justa", criticó Von der Leyen.

En este ámbito, abogó también por incluir la violencia contra las mujeres como un delito penal tipificado en los tratados europeos.

Estado de Derecho

En el capítulo del Estado de derecho, se mostró partidaria de crear un nuevo mecanismo de defensa de los valores básicos de la UE que vigile a todos los Estados miembros y que funcione como un complemento, y no un sustituto, al procedimiento que recoge el artículo 7 de los tratados europeos.

Inmigración

"El Estado de derecho es universal, se aplica a todos. En los últimos cinco años, más de 17.000 personas se han ahogado en el Mediterráneo, que se ha convertido en una de las fronteras más mortíferas del mundo. En el mar existe el deber de salvar vidas, y en nuestros tratados y convenciones existe el deber legal y moral de respetar la dignidad de todas las personas", avisó Von der Leyen, con una intervención que arrancó el aplauso de la Eurocámara.

En este sentido, aseguró que relanzará la reforma del sistema europeo de asilo y pidió "solidaridad", además de añadir que es "consciente de lo difícil y divisivo que es este debate".

Europa en el mundo

Von der Leyen se mostró partidaria de "tener la valentía" de eliminar el requisito de la unanimidad en la toma de decisiones de política exterior, así como de mantener a la OTAN como la piedra angular de la defensa europea, y remarcó su compromiso con el multilateralismo "a la europea", basándose en reglas concretas y justas.