Centenares de vecinos se han plantado en diferentes zonas de Madrid (Torrejón de Ardoz o Vallecas, por ejemplo) ante el fondo de inversión Fidere-Blackstone, que se ha convertido en la mayor inmobiliaria en España. Los vecinos no aceptan las subidas de los alquileres que quiere imponer el fondo de entre un 80 y un 110%.

Los afectados exigen negociar una subida acorde con el IPC, mientras tanto no firmarán los nuevos contratos y seguirán pagando el alquiler estipulado hasta ahora.

Algunos tribunales están cuestionando y, en algunos casos, anulando las ventas de vivienda pública que hicieron la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid a los fondos Fidere (filial española de Blackstone) y Goldman Sachs. Sólo en Torrejón podría haber varios miles de afectados.

"Los mayores alquiladores de Torrejón tienen más de 1.000 viviendas. El precio lo marcan ellos, cualquier precio esta sobre lo que ellos están pidiendo, es el espejo donde se miran los demás que quieren alquilar aquí", dice un afectado. Otra asegura que "aunque tengamos dos sueldos no podemos". Se trata de Magdalena, que tiene seis hijos y un marido enfermo. "Sería imposible subsistir", añade otro vecino afectado.

Consulta aquí más noticias de Madrid.