Julio Iglesias
Julio Iglesias, durante un concierto en la ciudad de Aguascalientes (México). Efe

Julio Iglesias vuelve a ser padre. A los setenta y cinco años. El titular del juzgado 13 de Valencia ha decidido adjudicarle la paternidad de Javier Santos, de cuarenta y dos, después de que el pasado 4 de julio se celebrara el juicio con la ausencia del demandado.

Su constante negativa, la evidencia científica obtenida a través de la prueba de ADN realizada con restos biológicos de Julio José Iglesias, así como la declaración de Maria Edite Santos sirvieron para confirmar lo que ya era un secreto a voces.

La noticia, que ha caído como un jarro de agua fría en el entorno del cantante, ha sido recibida con felicidad pero cautela por Javier y su madre, quienes saben que tendrán que seguir batallando porque se prevé que Julio Iglesias recurra el fallo judicial.

El final podría demorarse de dos a tres años, pero Fernando Osuna, abogado de Javier, asegura a 20minutos.es que no habrá cambios importantes en el veredicto de los magistrados y que su cliente podrá hacer uso del apellido y luchar por los derechos que le corresponden como familiar.

"Javier debería tener todas las garantías, como el resto de sus hijos, pero está claro que la ausencia que ha tenido durante todos estos años imposibilita un trato igualitario. Pero debería tener todos los derechos", afirma.

Eso también implicaría, por supuesto, los económicos. Este periódico ha podido saber que habrá movimientos judiciales en ese sentido.