Imagen del pesquero portugués inmovilizado por la Guardia Civil en A Coruña.
Imagen del pesquero portugués inmovilizado por la Guardia Civil en A Coruña. GUARDIA CIVIL

Los hechos ocurrieron después de que la Guardia Civil localizase faenando a la embarcación a la altura de Finisterre, fuera de aguas territoriales. Por todo ello, se procedió a la inspección del pesquero, pudiéndose hallar 181 kilogramos de cigala.

"Se da la circunstancia de que la pesca de este tipo de especímenes está prohibida y especialmente en esta zona en concreto", ha subrayado la Guardia Civil en un comunicado.

Por otro lado, se comprobó, además, que la embarcación carecía de un plano de bodegas visado por la autoridad competente y no había anotado en el Diario Electrónico de Pesca (DEA) las capturas intervenidas.

BANCO DE ALIMENTOS

"Ante la gravedad de las infracciones y como medida cautelar por los inspectores del Ministerio, se dio la posibilidad al armador de la embarcación de elegir lugar para que quedase el pesquero inmovilizado hasta que resuelva la autoridad competente", ha explicado la Guardia Civil, siendo seleccionado el Puerto de A Coruña.

Asimismo, han indicado que los inspectores del Ministerio serán los encargados de la instrucción de los correspondientes expedientes administrativos. Además, las capturas de cigalas fueron enviadas al Banco de Alimentos de A Coruña.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.