Este hecho, han añadido, "afectando gravemente a la fauna y vegetación marítima, pero además la calidad del aire se ve gravemente mermada por todos estos impactos perdiendo todos los beneficios de vivir en una ciudad costera".

Así, realizan un recorrido por el litoral malagueño, indicando que en el entorno de la desembocadura del río Guadalhorce "comienzan los puntos negros del litoral malagueño", concretamente en dicha playa que "no cuenta con protección alguna, a pesar de estar en el entorno inmediato del paraje natural".

"En el margen izquierdo cuenta con la depuradora municipal que en demasiadas situaciones trabaja más allá de su capacidad. La playa de Guadalmar actualmente casi no existe por la regresión del mar, siendo sustituida por espigones y rellenos ocasionales de arena para proteger el paseo marítimo, chiringuitos, hotel y urbanizaciones", relata el informe de Ecologistas en Acción.

También señalaa que las playas de Arraijanal, Campo de Golf y Cizaña pertenecen al mismo ecosistema costero con diferentes presiones urbanísticas y vertidos: "Son las únicas playas naturales que quedan en la actualidad en la ciudad de Málaga, con un rico ecosistema litoral y dunar con gran vulnerabilidad".

En el núcleo urbano citan "la mayor desnaturalización de la costa". Así, la playa Sacaba Beach "es un enclave totalmente urbanizado al margen izquierdo del río", mientras que las playas de la Misericordia, Huelin y San Andrés pierden arena todos los años y están sufriendo "un proceso de regresión continuo".

También se refieren en su informe al puerto de Málaga, que padece "actualmente dos grandes impactos provocados por los cruceros y por el proyecto de un rascacielos en el muelle de Levante". Mientras tanto, las playas de La Malagueta pierden arena "y tiene una fuerte presión urbanística por el paseo marítimo y las escolleras".

La playa de los Baños del Carmen cuenta con una pequeña población de Limonium malacitanum que se encuentra amenazada por la presión urbanística, que también se dan, según Ecologistas, en Pedregalejo y El Palo pero también advierten del peligro existente en la zona de La Araña, "con la cementera".

El informe sostiene que en la provincia de Málaga tan sólo el 16,9% del espacio costero está protegido "y en la actualidad más del 75% de la costa está construido, siendo la primera provincia en el estado español en porcentaje de costa construida".

Por último desde Ecologistas en Acción aluden a la "grave amenaza latente y persistente de la crisis climática", teniendo en cuenta que los litorales son ecosistemas "muy expuestos a las variaciones marítimas y continentales" y son uno de los entornos más frágiles a nivel mundial.

La organización incide en que todos los proyectos que afecten al litoral malagueño los estudien tanto colectivos ciudadanos como investigadores de la Cátedra de Ciencias del Litoral de la Universidad de Málaga.

Consulta aquí más noticias de Málaga.