Según ha informado el Ayuntamiento de Córdoba, tras desplazarse al lugar indicado, uno de los agentes comprobó que una mujer estaba pidiendo auxilio porque su hija se estaba ahogando, una bebé que sostenía el padre boca abajo.

Tras solicitar con urgencia la asistencia de una ambulancia, el agente inició las maniobras de primeros auxilios a la niña junto a su padre, golpeando suavemente la espalda de la pequeña intentando conseguir que expulsara lo que obstruía la respiración.

El policía local comprobó que no existían

objetos en la boca, observando que únicamente presentaba una gran cantidad de mucosa, de modo que una vez retirada toda la mucosidad y comprobado que la niña respiraba ya por sus propios medios y que se encontraba estable, la menor fue trasladada en el vehículo policial, junto con los padres y el hermano menor, al servicio de Urgencias del Hospital Materno Infantil del Reina Sofía, donde quedó ingresada.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.