Bloques de pisos
Bloques de pisos EUROPA PRESS - Archivo

El precio medio de la vivienda en alquiler en Baleares se situó en junio en 1.339 euros mensuales, un incremento del 20,74 por ciento respecto al mismo mes de 2018, según datos del portal inmobiliario pisos.com.

Se trata del tercer aumento interanual más intenso del país, y sitúa a Baleares como la segunda autonomía con la renta más cara, sólo por detrás de Madrid, que alcanza los 1.671 euros mensuales.

Además, la superficie media de alquiler es de 176 metros cuadrados, lo que convierte al archipiélago en la región con los pisos en alquiler más grandes.

La mensualidad supuso un incremento semestral del 8,51 por ciento. Mensualmente, creció un 2,21 por ciento, y trimestralmente un 4,86 por ciento.

Palma fue la cuarta capital de provincia más cara, con una renta media mensual de 1.357 euros y una superficie media de 121 metros cuadrados en junio de 2019. El ranking de las capitales más caras lo encabeza Madrid con 1.969 euros al mes.

La capital balear registró una caída frente a diciembre de 2018 del -3,25 por ciento. Frente a junio de 2018 creció un 20,62 por ciento, la subida más fuerte del panorama nacional.

DATOS GENERALES

En el conjunto de España, el precio medio de la vivienda en alquiler aumentó casi un 16,3% en el primer semestre del año en comparación con el mismo periodo del año anterior.

En comparación con el semestre anterior, la subida fue de casi el 6%. Entre enero y junio, la vivienda en alquiler media en España tuvo una superficie media de 125 metros cuadrados y una renta media mensual de 943 euros.

El director de estudios de pisos.com, Ferran Font, cree que la subida de las mensualidades de arrendamiento "sigue tensando las relaciones entre propietarios e inquilinos, sobre todo, en aquellas ciudades que actúan en el foco para la demanda del alquiler".

Asimismo, el experto ha resaltado que, en algunas ciudades fuera de España, se están poniendo en marcha planes específicos. "Ya no solo se trata de proteger a los ciudadanos en situación de vulnerabilidad, sino de no poner en peligro a esa parte de la población que, aun teniendo capacidad económica, ve como el porcentaje de su sueldo destinado al alquiler no da para aumentar", ha remarcado.

Para Font, es urgente volver a los niveles de precios "razonables", ya que "se está jugando con la emancipación de toda una generación, poniendo trabas al emprendimiento y al enriquecimiento de la sociedad en su conjunto".

Font cree que para "enfriar el mercado" es necesario un diálogo serio entre los poderes públicos y privados "con el fin de alcanzar soluciones viables que satisfagan a todos los agentes implicados".

"Las administraciones deben colaborar con las empresas para crear un parque de vivienda en alquiler al alcance de todos los bolsillos, al tiempo que el empleo y los salarios deben mejorar para facilitar el ahorro y proporcionar una mayor subida", ha remarcado.