La Audiencia provincial de Baleares.
La Audiencia provincial de Baleares. EUROPA PRESS - Archivo

La Audiencia Provincial de Baleares juzga este lunes a un hombre por intentar violar a una mujer de 79 años en el norte de Mallorca. Según la Fiscalía, el acusado se metió en casa de la víctima mientras no había nadie y cuando la víctima llegó al día siguiente intentó forzarla. Por esto, le pide cuatro años de cárcel.

Según el relato del Ministerio Fiscal, los hechos tuvieron lugar en julio de 2017 cuando el sospechoso, accedió sin contar con la autorización de la víctima en su domicilio mientras no había nadie en él. Violentó una persiana de la ventana de una de las habitaciones, accedió al interior y se quedó a dormir.

Sobre las 08.00 horas de la mañana del día siguiente, el hombre fue sorprendido por la víctima, que acudió a revisar su propiedad. El sospechoso se levantó de la cama y con animo libidinoso, según la Fiscalía, aprovechándose de la diferencia de edad, la empujó sobre la cama, diciéndole que estuviera tranquila y que "iban a echar un polvo".

Mientras tanto, le colocaba una almohada sobre la cara para impedir que gritara. Sin embargo, la víctima forcejó y comenzó a gritar y pudo zafarse del agresor, dando patadas al acusado y saliendo al exterior para pedir ayuda.

El Ministerio Fiscal le acusade un delito de usurpación por el que le pide una multa de 900 euros, por un delito de agresión sexual en grado de tentativa, por el que le pide cuatro años de prisión y por un delito de lesiones leves por el que le pide otros 900 euros de multa. Además, solicita una pena de libertad vigilada durante ocho años.