El convenio de este año permitirá acometer tareas de conservación y restauración en 15 iglesias de la Diócesis de Teruel y Albarracín que requieren actuaciones urgentes y necesarias debido a su estado de deterioro.

En total se invertirán en estas obras 224.000 euros que sufragan las partes firmantes según el siguiente reparto: 70.000 euros de la Diputación Provincial de Teruel (31,25%), 69.000 euros por parte del Obispado Teruel-Albarracín (30,80% del total), 70.000 euros de las parroquias afectadas (31,25%) y 15.000 euros de la aportación de la Fundación Bancaria Ibercaja (6,70%).

Para el presidente de la Diputación de Teruel, Ramón Millán, "las instituciones deben tener también como cometido, la protección y conservación del rico patrimonio cultural y artístico que tiene la provincia ya que se trata de un legado que debe permanecer en el tiempo en las mejores condiciones como parte de nuestra historia como pueblo".

En ese marco, ha recordado el presidente provincial, se enmarca este convenio que firma la Diputación con el Obispado e Ibercaja "que confirma el compromiso de la diputación provincial con la defensa de la cultura aragonesa y turolense que implica su participación activa en la conservación y mantenimiento de su patrimonio".

Este año también serán 15 los templos parroquiales que serán rehabilitados y que presentan necesidad urgente de actuación debido a que presentan daños en su estructura básica o problemas de humedades, entre ello, se encuentran los de Arcos de las Salinas, Barrachina, Cascante del Río, El Castellar, Formiche Alto, Ejulve, Nogueras, Obón, El Pobo, Pozuel del Campo, Torralba de Sisones, Torre los Negros, Villar del Cobo.

Por su parte, el obispo de Teruel y Albarracín por su parte, Antonio Cantero, ha recordado que el convenio que se suscribe permite realizar tan sólo obras consideradas menores como retejos, arreglos de saneamiento o para la eliminación de humedades. "Sin embargo todo es fundamental para que la iglesia no se caiga porque estos edificios son muchas veces el faro cultural de todos nuestros pueblos y que todosenseñan sean creyentes o no con admiración, aunque es preciso recordar que la iglesia es por donde pasamos todos, desde el bautismo hasta las exequias y, por eso nos gusta que nuestras iglesias estén bien para celebrar".

José Luis Torán, en representación de Ibercaja, se ha congratulado por la firma de un nuevo convenio, que "desde Ibercaja hemos estadoapoyando desde hace 30 años aunque amoldándonos a los momentos de crisis pero siempre hemos querido mantener este compromiso de apoyo al patrimonio aragonés".

El convenio suscrito contempla la creación de una comisión de seguimiento integrada por dos miembros de la Diputación de Teruel, dos por parte del Obispado y uno de Ibercaja, cuyo cometido será el de asegurar el cumplimiento de las obras impulsando sus actuaciones y aprobando modificaciones si fuera necesario.

Consulta aquí más noticias de Teruel.