Ambos trabajos se incluyen entre las acciones de investigación y conservación de bienes que desarrolla el Centro de Conservación y Restauración de Bienes Culturales, en el marco del Plan PAHIS 2020 del Patrimonio Cultural de Castilla y León, con un presupuesto de 52.728 euros, ha

Las tablas pertenecen a la iglesia de San Julián y Santa Basilisa, en Horcajo de las Torres, y al retablo mayor de la iglesia de Santiago Apóstol, en Villaflor. La pintura de Horcajo de las Torres, de finales del siglo XVI, representa a la Sagrada Familia en una escena de interior.

Realizada al temple sobre madera, constituye la tabla central de un tríptico, y la presencia de pigmento azul ultramar, lapislázuli, detectada en los análisis de laboratorio, remite a la posible factura italiana de la pintura.

Este color no era habitual en la pintura castellana, siendo muy empleado en la pintura italiana de esa época, ya que Venecia era en el siglo XVI un importante centro de producción y comercio de piedras semipreciosas como el lapislázuli.

El Centro de Conservación y Restauración había restaurado anteriormente, en el año 2008, cuatro pinturas sobre tabla que se conservan en esta iglesia parroquial.

Por su parte, la pintura del retablo de Villaflor, representando al apóstol Santiago, no guardaba ninguna relación técnica, artística ni iconográfica con el resto de las tablas y, a simple vista, se podía observar que existía otra pintura debajo.

Con la finalidad de determinar la extensión y estado de conservación de la pintura subyacente, se realizaron los estudios y análisis necesarios en el Centro de Conservación y Restauración de Bienes Culturales.

Una vez confirmada la existencia de grandes extensiones de pintura original debajo de Santiago y de común acuerdo con la delegación diocesana de Patrimonio Cultural, se decidió a recuperar la pintura subyacente que representa a San Andrés, así como a realizar una copia en alta resolución de la imagen que representa a Santiago, que será financiada por el Ayuntamiento de Villaflor.

La intervención ha permitido recuperar la unidad original del retablo, que fue restaurado en el año 2008 por la Junta de Castilla y León.

Estas restauraciones que ahora finalizan se añaden a las casi 1.500 actuaciones que el Centro de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Castilla y León ha realizado a lo largo de más de 30 de trabajo, de las cuales 116 intervenciones pertenecen a la provincia de Ávila.

Consulta aquí más noticias de Ávila.