sufrirá toda la región, y gran parte de España y de Europa, a partir de este martes

En nota de prensa, la responsable de Salud Laboral de CCOO-Construcción y Servicios Castilla-La Mancha, Fátima Pacheco, ha pedido a todas las empresas de la construcción, y a todas aquellas cuyo personal trabaja al aire libre, como las explotaciones agrarias, las dedicadas al mantenimiento de carreteras, o algunas ramas de limpieza y recogida de residuos, que tenga "muy en cuenta" las previsiones meteorológicas para estos días y adapten las jornadas para evitar la exposición a las altas temperaturas.

Dicho esto, ha advertido a los empresarios que desarrollar con 35 o 40 grados actividades que requieren esfuerzo físico entraña un riesgo laboral evidente. "Puede provocar desde calambres, edemas, agotamiento y afecciones cutáneas a síncopes y, en último extremo, golpes de calor que pueden provocar la muerte", ha aseverado.

Por ello, ha dicho que los empresarios "no pueden dejar de atender las alertas meteorológicas sobre la ola de calor". "Tienen que adaptar las jornadas y distribuir el volumen de trabajo multiplicando las pausas y dedicando las primeras horas del día a las tareas más pesadas; y evitar los esfuerzos físicos en las horas más calurosas".

"Es también muy importante que se informen e informen a sus trabajadores sobre las medidas preventivas que ambos deben adoptar; así como sobre los síntomas de los trastornos producidos por el calor y de los primeros auxilios ante un episodio de estrés térmico", ha advertido la responsable de Salud Laboral de CCOO-Construcción y Servicios.

Consulta aquí más noticias de Toledo.