Un agente de la Guardia Civil, durante la investigación
Un agente de la Guardia Civil, durante la investigación GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha desarrollado una investigación para esclarecer un delito de acoso sexual sobre una mujer, que se ha saldado con la identificación, localización y detención de un vecino de Jumilla como presunto autor de los hechos.

La Benemérita inició la investigación a raíz de la presentación de una denuncia en la que se ponía de manifiesto la comisión de un supuesto delito de acoso sexual durante un largo periodo de tiempo, según informaron fuentes del Instituto Armado en un comunicado.

La víctima denunció haber recibido más de 1.500 llamadas telefónicas durante la última década. Inicialmente las llamadas se realizaban más espaciadas en el tiempo pero durante los últimos meses la actividad delictiva denunciada se había incrementado de forma notable.

Según la denuncia se trataba de llamadas de índole sexual y lascivo que originaron un daño psicológico y alteraban sustancialmente los hábitos de la víctima. Efectivos de Prevención de Seguridad Ciudadana de la Benemérita, tras verificar la comisión de los hechos denunciados, iniciaron la correspondiente investigación para identificar al autor y esclarecer el delito.

Fruto de las pesquisas practicadas y a pesar de que el autor tomaba medidas de seguridad para evitar ser detectado, como ocultar el número de teléfono, los guardias civiles identificaron a un vecino de Jumilla que se encontraba, presuntamente, tras la autoría de los hechos delictivos.

Una vez obtenidos todos los indicios necesarios, la Guardia Civil estableció un dispositivo de búsqueda sobre el sospechoso, que ha culminado con su localización, detención y posterior puesta a disposición judicial como presunto autor de delito de acoso sexual.

El detenido, español, de 38 años y vecino de Jumilla, junto con las diligencias instruidas, ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Jumilla (Murcia).

Consulta aquí más noticias de Murcia.