Detención por el asesinato del dueño de un bar en Venta Nueva
Detención por el asesinato del dueño de un bar en Venta Nueva GUARDIA CIVIL

El fallecido apareció junto a un charco de sangre producto de las puñaladas que acabaron con su vida y junto a esa sangre la Guardia Civil encontró huellas de pisadas que han sido determinantes en el desarrollo de la investigación y que señalaban desde el primer momento al ahora investigado, según ha informado en una nota el Instituto Armado.

La investigación ha sido ardua porque se ha desarrollado en un entorno muy cerrado, además, en la pedanía viven muy pocos habitantes, muchos son familia y los que no tenían miedo al detenido, según ha detallado la Guardia Civil.

Así, los agentes del Grupo de Homicidios de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Granada encontraron "muchas dificultades para encontrar testigos y para desmontar la coartada del sospechoso y demostrar las contradicciones en las que cayó cuando fue interrogado", ha agregado.

Una vez recopilados todos los indicios necesarios, el juzgado autorizó que el domicilio del sospechoso fuese registrado y éste y la detención posterior del presunto autor del homicidio se produjo el 19 de junio.

En el registro se encontró una navaja que pudiera ser la que se utilizó en el crimen; así como ropas y zapatillas relacionadas con éste. Tanto el arma como las ropas han sido enviadas al laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil para su análisis y extracción de ADN.

Durante la investigación la Guardia Civil ha averiguado que el detenido supuestamente introdujo cocaína en la prisión de Albolote aprovechando una visita a un familiar preso, por lo que también ha sido investigado por un delito contra la salud pública.

El detenido fue puesto a disposición judicial el 21 de junio y esa misma tarde ingresó en la cárcel de Albolote.

Consulta aquí más noticias de Granada.