Barreiros
Calle paralela a la playa de Altar, en el municipio lucense de Barreiros. GOOGLE STREET VIEW

Lo que aparentaba ser un rapto en realidad era una despedida de soltero. Agentes de la Guardia Civil se personaron este sábado por la mañana en el municipio de Barreiros (Lugo), después de que la llamada telefónica de una vecina les pusiese en alerta ante lo que parecía ser un secuestro por ajuste de cuentas.

Tal y como recoge La Voz de Galicia, la mujer informó a la Guardia Civil de que cuatro encapuchados habían maniatado a una persona y la habían metido a la fuerza en el maletero de uno de los dos coches en los que viajaban. Con esa información y otros datos que aportó la denunciante, las patrullas de la zona acudieron al lugar del suceso, cerca de la playa de Altar.

Sin embargo, los agentes se llevaron una sopresa al comprobar que los encapuchados no eran sino los amigos del novio, a quien habían introducido en el maletero como parte de una broma.

Tras ser identificados, la despedida de soltero continuó con el plan previsto y los agentes informaron a la central de lo que realmente pasaba antes de regresar a sus puestos.

Consulta aquí más noticias de Lugo.