El dispositivo de la central en el que trabajaban los operarios estaba parado precisamente por estos trabajos de mantenimiento, han informado fuentes de Endesa a Europa Press.

Los trabajadores eran de una empresa contratada para esos trabajos y no de Endesa, que ha destacado que "los protocolos de seguridad son muy garantistas".

NI INCENDIO NI DAÑOS ESTRUCTURALES

Bombers de la Generalitat han explicado vía Twitter que la deflagración ha ocurrido en la sala de turbinas, y que no habido incendio ni daños estructurales.

Los cuatro trabajadores han sufrido quemaduras -uno está crítico, dos están graves y el otro menos grave- y se han activado cuatro ambulancias y dos helicópteros medicalizados.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.