De ellos, 27 tuvieron que ser atendidos por lipotimias y una persona tuvo que ser trasladada a un centro sanitario por pérdida de visión.

En un comunicado, Cruz Roja ha explicado que cinco personas han tenido que ser atendidas por síncopes; una por pérdida de visión; una por epistaxis y otra por traumatismo en una pierna.

Para ello, Cruz Roja ha movilizado un puesto de mando avanzado y comunicaciones; siete ambulancias de soporte vital básico; un vehículo logístico; dos vehículos ligeros de emergencias y un vehículo de intervención rápida, dotado de médico y enfermera.

Al frente de estos medios materiales, ha estado un coordinador del servicio; dos jefes de operaciones; dos médicos; un psicólogo y 92 técnicos de transporte sanitario/socorristas.

Consulta aquí más noticias de Toledo.