Adacen y la UPNA colaboran en un proyecto para mejorar la calidad de vida de las personas con daño cerebral adquirido
Adacen y la UPNA colaboran en un proyecto para mejorar la calidad de vida de las personas con daño cerebral adquirido ADACEN

Personas usuarias de la Asociación de Daño Cerebral de Navarra (Adacen) han conocido y probado dos nuevas tecnologías en el 'Living Lab' de la entidad, un banco de pruebas de tecnologías, productos y servicios para la rehabilitación y mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad neurológica.

Los dos prototipos han sido desarrollados por equipos conjuntos de investigación de la Universidad Pública de Navarra (UPNA) y Adacen en el marco del proyecto SensMov.

Francisco Fernández Nistal, director-gerente de Adacen, y Marisol Gómez Fernández, profesora titular de Álgebra del departamento de Estadística, Informática y Matemáticas de la UPNA, han presentado este jueves en rueda de prensa dos sistemas de medida para neurorehabilitación.

Se trata de los primeros frutos de la colaboración iniciada hace dos años mediante la firma de un acuerdo entre ambas entidades. Estos proyectos cuentan con la subvención del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), Gobierno de Navarra y el Programa Innovasocial, de Fundación Caja Navarra y Fundación la Caixa.

Según han indicado desde Adacen, "el desarrollo de productos tecnológicos destinados a procesos de rehabilitación y evaluación de personas con movilidad reducida resulta muy escaso debido, principalmente, a su elevado coste y a la necesidad de tener conocimientos técnicos específicos".

Por ello, este proyecto conjunto entre Adacen y la UPNA "pretende superar esta carencia tecnológica desarrollando sistemas TIC de medida para evaluar la movilidad y rehabilitación motora de pacientes".

Un total de 56 personas usuarias de la asociación han probado durante cuatro meses un sistema para evaluar la marcha y el movimiento de los brazos en personas con movilidad reducida usando sensores inerciales que permiten obtener parámetros biomecánicos del movimiento de extremidades superiores e inferiores de manera sencilla, rápida y sin molestias para el paciente.

Además, el equipo de fisioterapia ha testado, durante el mismo periodo de tiempo, un guante con fibra óptica para la rehabilitación y evaluación de la recuperación de la sensibilidad fina en extremidades superiores (dedos, muñeca, etc). En ambos casos, se ha diseñado software asociado para la visualización de los datos obtenidos.

En el desarrollo de los prototipos han participado las investigadoras del departamento de Estadística, Informática y Matemáticas, Alicia Martínez, Nora Millor, Itziar Uzqueda, Carmen Vidaurre y Marisol Gómez, y Abian Bentor, Silvia Díaz y Carlos Ruíz del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica. También ha colaborado Miriam Rubio, estudiante del Master de Telecomunicaciones de la UPNA.

Por parte de Adacen, han intervenido en el estudio los fisioterapeutas José Ramón Asiaín, Natalia Domínguez, y Javier Aranda, y los terapeutas ocupacionales Cristina Vera, Jósean Cueto y Elisa Ara.

RESULTADOS SATISFACTORIOS

Los resultados obtenidos tras estos meses de ensayos en el 'Living Lab' de Adacen han sido satisfactorios en relación a la potencialidad futura de los sensores para la evaluación de la marcha y movilidad de extremidades superiores.

Al finalizar el estudio, se ha realizado una encuesta de satisfacción a los usuarios participantes que han valorado positivamente la herramienta hasta el punto de que el 100% de ellos ha afirmado que volvería a usarla.

El siguiente paso para el desarrollo es mejorar algunos ajustes técnicos para que se pueda usar en clínica de forma estandarizada.Estas soluciones de bajo coste, unidas al desarrollo de protocolos de aplicación profesional, permitirán que profesionales de la salud accedan a las ventajas de la valoración biomecánica objetiva de sus pacientes.

Así, podrán realizar un mejor diagnóstico, un mejor seguimiento, tanto en fases agudas como crónicas, y comprobar si la recuperación es óptima, reduciendo así los costes sanitarios en la atención y rehabilitación de estas personas.

Consulta aquí más noticias de Navarra.