En una nota de prensa, UGT Aragón ha recordado que en menos de una semana han tenido lugar en la Comunidad dos agresiones a estos profesionales.

Según ha detallado la organización sindical, los hechos de este lunes se produjeron al obstaculizar una ambulancia la salida del garaje a una persona cuando estaba prestando servicio para atender a un paciente en su domicilio. Tras la petición de intervención de la policía, el agresor fue identificado.

UGT Aragón ha reclamado que tanto a las empresas concesionarias de este servicio, como el Servicio Aragonés de Salud (Salud) tomen las medidas oportunas para garantizar la protección de los trabajadores del sector del transporte sanitario, confeccionando un protocolo ante agresiones, además de impartir formación ante posibles agresiones o instalar botones de pánico en los vehículos de este servicio.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.