Albert Rivera junto a Inés Arrimadas y Celestino Corbacho
Albert Rivera junto a Inés Arrimadas y Celestino Corbacho en un acto de Cs. EFE

La decisión de Ciudadanos de romper con Manuel Valls en el Ayuntamiento de Barcelona y constituir un grupo propio solo con sus tres concejales —después de que el ex primer ministro francés facilitara la reelección de Ada Colau como alcaldesa de la capital catalana— deja en el aire la situación de futuro de Celestino Corbacho, el exministro socialista fichado por Albert Rivera, que esta misma tarde confirmará si se queda en la plataforma de Valls o pasa a formar parte del grupo municipal de Ciudadanos.

Según ha informado el portavoz de Ciudadanos en Cataluña, Carlos Carrizosa, Corbacho se ha reunido con el exprimer ministro francés esta mañana pero no será hasta esta tarde cuando lo haga con el partido naranja para confirmar su decisión. "A nosotros no nos ha confirmado nada", ha señalado Carrizosa, que ha indicado que después de su reunion con Valls tendrá que tomar una decisión que el partido aún desconoce.

"Sería un honor que viniera con nosotros", ha afirmado el diputado naranja. No obstante, ha querido aclarar de que, de sumarse a la bancada de Ciudadanos, lo más probable es que no ostentara la portavocía del grupo municipal puesto que, tras la ruptura, el partido prefier "que este cargo lo ostente uno de nuestros regidores".

Divorcio consumado

La división de voto del pasado sábado, durante la constitución del Ayuntamiento, entre los seis concejales de la coalición Barcelona pel Canvi-Cs presagiaba un divorcio que ha se consumado este lunes en la Ejecutiva de Ciudadanos.

En principio, Manuel Valls se quedaba con dos ediles independientes de la lista Barcelona pel Canvi-Cs, el exsocialista Celestino Corbacho y Eva Perera y pueden formar grupo municipal propio.

Pero Corbacho ya ha explicado que mantendrá sendas reuniones con ambas partes para decidir qué hace con su puesto de concejal en Barcelona. La primera ha tenido lugar esta mañana con el exprimer ministro galo y la segunda será esta tarde con miembros de Ciudadanos.

Corbacho fue alcalde de la localidad barcelonesa de L'Hospitalet entre 1994 y 2008, estando en las filas del PSC. Ese año se incorporó al Gobierno de la segunda legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero para asumir el cargo de ministro de Trabajo e Inmigración. Dimitió del cargo en 2010, y en 2018 dejó de ser afiliado del PSC tras "no sentirse suficientemente valorado y sentirse apartado por el aparato del partido".

En su política de fichajes preelectorales, Albert Rivera anunció en febrero que Celestino Corbacho integraría la lista al Ayuntamiento de Barcelona encabezada por Manuel Valls. Valls reivindicó entonces que Corbacho es un político con "valores", con una "capacidad de gestión reconocida" y una "gran experiencia" de servicio público, y reiteró que ambos comparten una "perspectiva progresista" y una visión europeísta: "Los dos somos militantes convencidos", dijo.

Este martes, Carlos Carrizosa, portavoz de Cs en Cataluña dijo de Corbacho que "es un político de altura, con el que mantenemos una excelente relación. Es una persona independiente. Tanto de la plataforma de Valls como de nuestro partido, estamos esperando que tome su decisión", ha señalado, apuntando a que la formación de Albert Rivera estaría "encantada" de que Corbacho se integrara en el grupo municipal 'naranja'.


Consulta aquí más noticias de Barcelona.