En concreto, los agentes realizaron labores de localización de la persona accidentada, una mujer de 29 años de edad, vecina de Móstoles (Madrid), y que fue hallada en el interior de un cañón, encajonada por paredes rocosas, después de que hubiera caído por un terraplén desde una altura de 10 metros.

La fémina presentaba dolor cervical que le impedía moverse, según informa en nota de prensa la Guardia Civil.

Mientras los agentes especialistas en rescate e intervención en montaña auxiliaban a la mujer, el helicóptero buscaba la forma de acceder hasta el lugar en el que se encontraban, aunque resultaba "imposible" tomar tierra por lo que, realizando un apoyo parcial del mismo en una roca, se consiguió llevar a cabo el rescate de la barranquista, lo que permitió agilizar el tiempo de evacuación.

Además, tras ser elevada, fue desplazada hasta Navalmoral de la Mata (Cáceres), en cuyo hospital fue atendida por personal sanitario de las lesiones que presentaba.

La Guardia Civil recomienda a la hora de realizar actividades por montaña y en concreto por barrancos que, dado que no suele haber cobertura móvil, la actividad no se realice por menos de tres personas.

Así, en caso de accidente, mientras uno sale a dar el aviso, el otro puede auxiliar a la víctima, incide la Guardia Civil, que recuerda también que es "muy importante" llevar calzado adecuado, casco, arnés, cabos de anclaje, descendedor, navaja y silbato.

Consulta aquí más noticias de Cáceres.