Ambas formaciones confirmaron este pacto, a través de un comunicado en el que han expresado su satisfacción con un acuerdo que "da respuesta al mandato de la ciudadanía y servirá para afrontar con éxito los retos de Ponteareas hasta 2023".

Nacionalistas y socialistas suman 12 concejales (uno más que la mayoría absoluta), frente a los 5 del PP y los 4 de ACIP. De hecho, el BNG logró aumentar su representación en la Corporación ponteareana, pasando de 7 a 9 concejales.

Tanto Represas como la portavoz del PSOE, Chus Garrote, han proclamado que "el acuerdo es bueno para Ponteareas, da estabilidad al Ayuntamiento por otros cuatro años más y permite afrontar los retos y demandas sociales de manera eficaz".

Este pacto se basa en un programa de gobierno que recoge los ejes básicos de actuación para los próximos 4 años, y establece también la asignación de responsabilidades "en proporción a la representación" de cada grupo.

Así, el BNG asumirá, además de la Alcaldía, las áreas de hacienda, buen gobierno y participación ciudadana, medio ambiente, bienestar social e igualdad, promoción económica, movilidad, tráfico y seguridad ciudadana, cultura, educación y deporte, medio rural y medio urbano. El PSOE se encargará de las áreas de vías, obras y alumbrado, formación y empleo, personal y nuevas tecnologías.

En materia de urbanismo, el planeamiento será compartido entre las dos formaciones políticas, mientras que la responsabilidad de la gestión será del BNG.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.