A primera hora de este viernes el incendio ya quedaba controlado, después de que a última hora de la noche del jueves se retiraran los medios aéreos y continuaran trabajando para el control del incendio el director del Centro Operativo de Málaga, 79 bomberos forestales, cuatro técnicos de operaciones, dos agentes de medio ambiente, una Unidad Médica de Incendios Forestales y cinco vehículos autobomba.

El suceso llegó a provocar retenciones de hasta ocho kilómetros en la A-7, a la altura del municipio malagueño, según fuentes del Centro de Gestión del Tráfico, que detallaron a Europa Press que a las 20,20 horas ya estaban reabiertos todos los carriles.

Hasta el lugar se desplazaron inicialmente 65 bomberos forestales, seis técnicos de operaciones, tres agentes de medio ambiente, una unidad Médica de Incendios Forestales y dos autobombas, así como medios aéreos, como son cuatro helicópteros de transporte y extinción, un helicóptero bombardero, dos aviones de carga en tierra y un avión de coordinación aérea.

Consulta aquí más noticias de Málaga.