Según los empresarios del transporte discrecional, además de las cuatro paradas ya existentes en el Paseo de Colón, los Jardines de Murillo, la calle La Rábida y la Plaza España, los profesionales del transporte en Sevilla ven necesario habilitar una nueva parada en la zona de la Macarena. "De esta manera, las excursiones y rutas turísticas podrán conocer mejor otras zonas de la ciudad y acceder a las zonas monumentales desde otros puntos", defienden.

De igual manera, aunque ya existe un espacio habilitado para este tipo de transportes en el entorno de la estación de Santa Justa, Atedibus ve necesario "extender el espacio existente a más vehículos, para desatascar los nudos de tráfico que se forman en un punto tan estratégico y confluido". Para todas estas cuestiones, los responsables de Atedibus se ponen "a disposición de los nuevos responsables de tráfico del Consistorio sevillano".

Además de estas peticiones, la asociación pide "aumentar la vigilancia" policial en las paradas habilitadas para los autobuses turísticos, al objeto de "sancionar a cualquier conductor que no cumpla con los tiempos de detención establecidos".

"Las paradas turísticas son un elemento más de coordinación entre las administraciones y los profesionales del sector, para seguir prestando un servicio de calidad a los turistas y que Sevilla siga siendo referencia organizativa entre los profesionales de los paquetes turísticos y operadores más importantes del sector. Desde la asociación vamos a fomentar un uso adecuado de las paradas y la empresa que no cumpla deberá ser sancionada, es una cuestión de respeto hacia toda la ciudad de Sevilla y hacia los propios compañeros", señala el presidente de Atedibus, Manuel Gutiérrez Zambruno.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.