Otegi
Otegi EUROPA PRESS

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, ha considerado "inconcebible" que años después de acabar la violencia de ETA se trate de "hacer un veto, cordones sanitarios y no se quiera ni hablar" con EH Bildu por parte del PSOE. "Todo el mundo ha reconocido que yo he hablado con Zapatero en Txillarre, que he pasado años hablando con el PSOE, que apoyamos los decretos sociales del Gobierno de Sánchez y en la moción de censura...", ha recordado.

En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, Otegi se ha referido a la constitución este sábado de los ayuntamientos y ha considerado que se va a confirmar lo que EH Bildu ya había anunciado en campaña electoral, la existencia de "dos grandes bloques": "El liderado por el PNV, conservador, y el liderado por EH Bildu, un bloque progresista".

"Para que exista gobernabilidad en el bloque conservador y del centro-derecha debe pasar que una parte del bloque progresista que se atribuye al PSE o PSN debe apoyarlo y es lo que va a ocurrir"", ha afirmado, para añadir que, no obstante, "la legislatura es muy larga" de tal forma que "puede empezar de una manera y terminar de otra".

Cuestionado por los pactos en lo que participa EH Bildu, Otegi ha reconocido que "en principio" la coalición soberanista gobernará en Durango, Arrigorriaga y Galdakao.

"En Durango -ha indicado- tenemos un pacto hecho a nivel local con Podemos; ya antes tenemos una buena experiencia en Rentería, el ayuntamiento de todo el Estado con mayor gasto social y un modelo de convivencia envidiado". "Este es un pacto que funciona y entendemos es un modelo de gobierno exportable a Durango, Arrigorriaga y Galdakao, ha valorado.

En contraposición, ha lamentado que, tras el acuerdo de gobernabilidad alcanzado por PNV y PSE, "todo parece apuntar" a que los jeltzales presentarán candidaturas en Lezo, Mendaro y Soraluze, y ha reconocido no saber si el PSE hará lo propio en Pasajes y Andoain.

"En Pasajes, la candidata socialista durante la noche electoral dijo que no se iba a presentar porque la diferencia de votos ha sido brutal. En Andoain el caso es similar y me consta que en ambos sitios las bases no están por la labor de hacer esa operación, pero no sé qué tipo de presiones habrá. No sería muy lógico", ha advertido.

A su juicio, que el PNV asuma lo de Durango "como una pataleta" y trate de hacer lo mismo en algunos ayuntamientos de Gipuzkoa "forma parte del nivel de la política del país", pero ha matizado que "al PSE nosotros no le hemos quitado ninguna alcaldía". "Espero y deseo que en el PSE se atienda a las voces más razonables", ha confiado.

Respecto al acuerdo con PNV en los municipios alaveses de Labastida y Laguardia, ha señalado que "ayer por la noche la negociación estaba bastante avanzada" con sendas propuestas de gobiernos conjuntos. "Somos favorables de desalojar a este PP y darle la alcaldía al PNV y gobernar conjuntamente", ha añadido.

Por otro lado, ha considerado que en Navarra hay un "microclima especial", aunque ha reconocido que "probablemente" Joseba Asirón dejará de ser alcalde de Pamplona y "el PSN va a conceder la Alcaldía a la derecha".

"Para nosotros es inconcebible que muchos años después de que haya acabado la violencia de ETA se trate de mantener esto encima de la mesa y de hacer un veto, cordones sanitarios y no se quiera ni hablar. Todo el mundo ha reconocido que yo he hablado con Zapatero en Txillarre, que he pasado años hablando con el PSOE, que apoyamos los decretos sociales del Gobierno de Sánchez y en la moción de censura...", ha sostenido.

NAVARRA

De este modo, ha lamentado que en el Estado español cuando gana la derecha "aplica programas de derecha" y cuando lo hace la izquierda "hace lo mismo", lo que, a su juicio, se demuestra en Navarra. "En ningún caso le vamos a dar los votos a María Chivite porque el Partido Socialista ni siquiera quiere hablar con nosotros. Es ella quien debe decir si tiene interés en hablar con nosotros", ha valorado.

Por ello, ha emplazado a los socialistas a hablar con EH Bildu "con normalidad" ya que "el veto que se ha impuesto se tiene que romper". "Nos sitúan en un escenario que creíamos estaba superado... el latiguillo de ETA y del pasado se pone encima de la mesa para no hacer política y es inconcebible", ha denunciado.

ESTADO

Por lo que respecta a la situación generada en el Estado, Otegi ha considerado que el gobierno que anuncia Pedro Sánchez "empieza a decepcionar de cierta manera" después de que "haya jugado a la abstención de Cs y PP".

"Juega al cordón sanitario sobre Vox y el independentismo situándonos en el mismo plano. Esto no augura una buena legislatura. Nosotros tomaremos una posición conjunta con ERC porque la investidura es un tema importante como para ir juntos", ha añadido en referencia al posicionamiento que adoptarán los cuatro diputados de EH Bildu.

Respecto a una posible abstención de los representantes de la coalición soberanista en la Cámara baja, Otegi ha indicado que el PSOE "no quiere hablar con nosotros", lo que supone un problema de entrada.

"Queremos plantear al PSOE que o empieza a tratarnos con normalidad y respeto o las cosas serán más difíciles. De momento no quieren jugar ninguna partida con nosotros. Nuestras primera batalla es que nos respeten para que esto no sea el día de la marmota", ha expresado.

Asimismo, ha reconocido que contempla "con mucha pereza" una repetición de las elecciones de tal forma que "solo faltaría que en Euskadi se adelanten las autonómicas y esto sería la fiesta mayor del siglo".

"Pudiera pasar que se diera un adelanto electoral después de que Unidas Podemos haya puesto la condición de estar en el gobierno pero no auguro unos mejores resultados para la izquierda. Pudiera suceder que Unidas Podemos bajara, subiría al PSOE pero no sé si la suma iba a dar", ha vaticinado.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.