Una mujer de 36 años y embarazada de seis meses, Isabel Elena Raducanu, ha sido enocntrada muerta el martes por la tarde en su domicilio de Xátiva (Valencia).

Fuentes de la investigación han indicado que ha sido el propio marido de la mujer quien ha alertado a la Policía Local de los hechos, si bien de momento no se ha detenido a ninguna persona. Cuando la policía ha llegado al domicilio, la mujer, de nacionalidad rumana, yacía degollada y desnuda en la cama.

La llamada alertando del suceso se ha producido a las 16.10 horas. Una vecina asegura que oyó una discursión sobre las 15.00 horas. Sin embargo, la policía no descarta ninguna hipótesis, aunque parece descartarse el robo como móvil.

El compañero sentimental de la fallecida no se encuentra detenido porque no se han apreciado indicios que le inculpen. El hombre estuvo presente en la casa, en la calle Gonzálbez Vera, en el centro de la localidad, mientras la policía científica inspeccionaba la escena del crimen en busca de huellas y posibles pruebas en la tarde del martes.

Según las mismas fuentes, el hombre encontró a la mujer fallecida al regresar al domicilio después de trabajar realizando tareas agrícolas en un almacén de frutas. Además, han indicado que no se tiene constancia de la existencia de denuncias por malos tratos o violencia de género entre la pareja.

Roger Cerdà, alcalde del pueblo, ha mostrado su "consternación y dolor" por los familiares de la víctima y ha convocado una concentración este miércoles a las 12 horas del mediodía frente al ayuntamiento como repulsa a este crimen.

Consulta aquí más noticias de Valencia.