Central nuclear de Ascó
Central nuclear de Ascó, en Tarragona. EFE

La Asociación Nuclear Ascó-Vandellòs II (ANAV), titular de la central nuclear de Ascó (Tarragona), ha reconocido este sábado que se ha detectado "alguna partícula radiactiva" procedente de la ventilación de la planta atómica, si bien afirma que es "de escasa significación radiológica".

La organización ecologista Greenpeace ha asegurado que "se han detectado niveles importantes de contaminación radiactiva (al menos cinco curios) por partículas de cobalto, manganeso y otros elementos", en el exterior de la central nuclear de Ascó.

Durante las vigilancias


Ante esta denuncia, el titular de la planta reconoce que, en el transcurso de la realización de las vigilancias radiológicas que se llevan a cabo de forma rutinaria y periódica en las áreas no radiológicas de la central, se ha detectado "alguna partícula radiactiva".

No obstante, subraya que la cantidad recogida es de "0,2 mbequerelios, que corresponde a 0,00001 curios, por lo que se considera de escasa significación" radiológica. "Si una sola persona incorporara estas partículas, no sobrepasaría los límites de dosis establecidos en la legislación vigente para las personas externas a la central, consideradas como público", sostiene la ANAV.

Daños en el sistema de ventilación

El origen se debe a los trabajos de recarga de Ascó I en noviembre de 2007, en los que se ensució el sistema de ventilación del edificio de combustible, explica el titular de la planta, que asegura que, a partir de este hallazgo, se ha procedido a una limpieza adicional del sistema de ventilación y se ha aumentado el alcance de la vigilancia en toda la instalación, "sin observarse una mayor dispersión".