George Michael
Una imagen de George Michael y su novio Fadi Fawaz. TWITTER / FADI FAWAZ

George Michael murió el día de Navidad de 2016, con 53 años de edad. Se iba así una de las estrellas del pop más famosas de finales del siglo XX y principios del XXI. Pero más de dos años después, su nombre sigue dando titulares. Esta semana se ha leído su testamento y en él, el artista no deja nada de su enorme patrimonio a sus exparejas, informa The Sun.

La fortuna del artista, valorada en 110 millones de euros, se reparte entre sus amigos y, sobre todo, sus dos hermanas: Melanie y Yioda. Sus examantes Kenny Goss y Fadi Fawaz, última pareja conocida, no están recogidos en las últimas voluntades de George Michael, cuyo verdadero nombre era Georgios Kyriacos Panayiotou (su padre era grecochipriota).

Al parecer, cuando George Michael murió, su relación con Fawaz no pasaba por su mejor momento. El artista había intentado varias veces poner fin a la relación en los 18 meses previos a su muerte.

Las hermanas del cantante heredan , además, dos viviendas del artista en Londres, mientras que su padre se queda una cuadra propiedad del artista. A una entidad benéfica lega sus obras de arte, antigüedades y un piano que perteneció a John Lennon. El resto de su fortuna se lo repartirán Shirlie Kemp, cantante y colaboradora de George Michael en la banda Wham!, su amiga la modelo Kay Beckneham, su amigo y productor David Austin, el publicista Connie Filipello, su amiga Sonia Bird, su primo Alex Georgiou y su asistente personal Michelle May.