Rocco, oso pardo atrapado en una jaula en Albania
Rocco, encerrado en su jaula en Albania. TWITTER / FOUR PAWS USA

Rocco, un oso pardo de ocho años, lleva toda su vida atrapado en una pequeña jaula en el patio trasero de una finca militar abandonada, tras ser capturado cuando tan solo era un cachorro y obligado a vivir en cautividad desde entonces. 

La organización Four Paws (Cuatro Patas) ha denunciado la situación del animal, que es incapaz de satisfacer sus instintos en un espacio tan reducido y que se encuentra por debajo de su peso, a causa de una alimentación compuesta exclusivamente de restos de comida y pan.

Para dar a conocer la situación de Rocco, Four Paws ha difundido a través de Twitter una serie de vídeos en los que es posible observar al oso royendo los barrotes y masticando sus propias garras para combatir el estrés provocado por el encierro.

Las dificultades para asumir los gastos que Rocco supone, unidas a la presión social y la medida del Gobienro albanés de prohibir la tenencia privada de este tipo de animales, ha empujado al dueño del oso a desprenderse de él.

Por este motivo, la organización animalista ha decidido intervenir antes de que su propietario busque un comprador, rescatar al animal y enviarlo al santuario para osos Bear Müritz, ubicado en Alemania y gestionado por Four Paws.

Para conseguirlo, ha lanzado una campaña con la finalidad de recaudar fondos que permitan salvar al animal y trasladarlo a la reserva alemana, donde pueda vivir en un entorno más favorable. De momento, Four Paws ha logrado suministrar comida a Rocco para mejorar la calidad de su alimentación.

Four Paws es una organización internacional, con sede en Reino Unido, comprometida con el bienestar animal desde 1988 y la concienciación al respecto de la ciudadanía. El santuario Bear Müritz funciona desde 2006 y en la actualidad acoge a 16 osos pardos, que viven en una reserva al aire libre de 16 hectáreas.