Las intoxicaciones alimentarias en locales de restauración de Cataluña se doblan en cuatro años

  • Los brotes de toxiinfección alimentaria en la hostelería pasaron de 27 en 2014 a 64 en 2017.
  • Los establecimientos inspeccionados con "no conformidades" pasaron del 10,9% al 18,4% de 2016 a 2017.
  • Las notificaciones de listeria fueron 91 en 2017, una cifra que "triplica la media europea".
Una imagen de hamburguesas.
Una imagen de hamburguesas.
Pixabay/Free-Photos

Los brotes de toxiinfección alimentaria en el sector de la hostelería de Cataluña empezaron a aumentar año tras año en 2014 y se doblaron desde entonces hasta 2017 -último periodo anual del que se dispone de datos-, al pasar de 27 a 64. Así lo señala un estudio que ha presentado este martes la Agencia de Salud Pública de la Generalitat, y la subdirectora de Seguridad Alimentaria y Protección de la Salud, Carme Chacón, lo ha atribuido, sobre todo, a que "los restaurantes exceden su capacidad productiva" y a que han cambiado los hábitos de consumo y se come más carne cruda o poco cocinada.

El informe también muestra que los brotes de toxiinfección alimentaria en hostelería en 2017 fueron el 70% del total, 92, un 17,9% más que en 2014 (78). Alerta, además, de que los registrados en residencias de ancianos, cuatro ese mismo año, se mantienen estables pero no disminuyen. De 2004 a 2017 los brotes de toxiinfección alimentaria decrecieron de 185 a 92, un 50,3%, lo que la Generalitat atribuye a sus políticas públicas.

El estudio apunta, asimismo, que los establecimientos de restauración inspeccionados en 2017 fueron 15.777 y que presentaron "no conformidades graves o muy graves" 2.909, el 18,4%, 7,5 puntos porcentuales más que el año anterior (10,9%).

Por otro lado, señala que las notificaciones de listeria, una bacteria presente en algunos alimentos, sobre todo en preparados de carne, fueron 91 en 2017, ocho menos que en 2016 pero una cifra que, según ha afirmado Chacón, "triplica la media europea" y preocupa porque puede causar listeriosis, una infección que "en mujeres embarazadas puede tener afectaciones sobre el feto". "Tendremos que reforzar los sistemas de autocontrol, la formación a los manipuladores de alimentos y la información al ciudadano", ha apuntado al respecto el secretario de Salud Pública, Joan Guix.

En cuanto a las notificaciones de campylobacter, otra bacteria, subieron un 9,5% de 2016 a 2017, de 4.174 a 5.161, mientras que las de salmonela bajaron de 1.914 a 1.811, un 5,4%, de 2015 a 2016, último año del que se dispone de datos.

El informe, que se ha presentado este martes porque el viernes es el Día Mundial de la Seguridad Alimentaria, también muestra que ha descendido la exposición a través de la dieta a contaminantes químicos como las dioxinas, el plomo o el metilmercurio, como consecuencia de las medidas medioambientales tomadas en los últimos años.

Se señalizarán los niveles de higiene de los restaurantes

Guix ha anunciado que la Agencia de Salud Pública tiene intención de hacer que los locales de hostelería señalicen sus niveles de higiene y de seguridad alimentaria, algo que ya sucede "en Estados Unidos, Canadá y Alemania". La idea, ha dicho, es "empezar en 2020".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento