Abeyà destaca en el pregón de la Feria del Libro de Palma la importancia de la transmisión del gusto por la lectura
Abeyà destaca en el pregón de la Feria del Libro de Palma la importancia de la transmisión del gusto por la lectura EUROPA PRESS

La escritora y maestra Elisabet Abeyà, ha resaltado, durante el pregón de inauguración de la XXXVII Feria del Libro de Palma, que la mejor herramienta para transmitir el gusto por la lectura es "la motivación y la seducción", algo que, ha dicho, "los buenos maestros saben", y que imponerla como obligatoria solo "destruye su esencia".

"Cuando imponemos la obligatoriedad quitamos la esencia de la literatura, algo que la hace más digna, más creativa y más revolucionaria", ha espetado la escritora ante las personas que se han acercado a escuchar su discurso.

Abeyà ha empezado el pregón con las palabras 'leer' y 'libertad', dos conceptos, ha dicho, que "se encadenan" y forman parte de "su vocabulario íntimo". "El verbo leer no admite el imperativo", ha asegurado la autora, defendiendo la no imposición de los maestros a la hora de transmitir el gusto por la lectura.

La escritora catalana, nacida en Barcelona en 1951 y afincada en Mallorca desde hace más de 30 años, ha mencionado en su discurso a escritores como Daniel Pennac, Virgina Woolf, Shakespeare o Jorge Luis Borges, entre otros. También ha hablado los aspectos que hacen que la lectura sea una forma de "comunicación con los del pasado, así como la escritura pretende serlo con los del futuro".

Asimismo han tenido cabida en su conferencia los diferentes formatos en los que se puede leer hoy en día. "Yo creo que no tenemos que tener miedo de los cambios pero me siento muy afortunada de vivir en una época donde tenemos libros en papel y nos podemos sumergir en la lectura silenciosa", ha manifestado.

Cabe destacar que Abeyà ha sido la traductora al catalán de textos milenarios hinduistas traducidos previamente al inglés -del sánscrito- y publicados por la editorial Penguin por el mallorquín y profesor de Cambridge Joan Mascaró Fornés, con quien el banquero Joan March tuvo en su día correspondencia.

Elisabet Abeyà ha publicado, a lo largo de su trayectoria profesional, una veintena de libros dedicados a la literatura y a la psicología infantil. Sus obras han sido traducidas al francés, gallego, neerlandés y sueco, entre otros idiomas.

"LOS BUENOS LIBROS SON LOS QUE PROVOCAN PREGUNTAS, NO RESPUESTAS"

La autora ha querido en su discurso mencionar que "las buenas lecturas son las que nos provocan preguntas". "Los buenos libros no son los que nos dan respuestas sino los que nos hacen temblar nuestra seguridad y replantear las preguntas", ha explicado la autora ante el público.

"El placer que provoca la lectura no proviene de la complacencia ni de la comodidad, sino del zarandeo que la lectura provoca en nuestras vidas. Cuando lees buena literatura se difumina el tiempo y el espacio. Puedes estar en Palma con Celia Vinyes, en la India con Arundhaty Roy, en Italia con Natalia Ginzburg o en Marruecos con Fatima Mernissi", ha declarado orgullosa la escritora.

UN GUIÑO A LA POESÍA

La escritora también ha querido en su texto hacer un guiño a la poesía. "La poesía nos gusta tanto porque está ligada al cuerpo. Está íntimamente ligada a la respiración", ha sostenido la autora natural de Barcelona.

"La voz, cuando oímos poesía, va ligada a la respiración. La lengua acaricia el paladar y los sonidos acarician nuestras orejas. Las rimas que nos recitan nos hacen cosquillas al pensamiento", ha recitado Abeyà, a lo que ha añadido "de aquí la gran importancia de las nanas infantiles".

La maestra ha explicado que durante su infancia, en tiempos del franquismo "no se podía leer". "Entre la censura del fascismo y de la iglesia había muchas lecturas prohibidas, así que de jóvenes, aprendimos a esconder los libros debajo de la chaqueta para traspasar la frontera", ha contado Abeyà.

"Actualmente parece que seamos más libres por leer, pero lo cierto es que solo es en parte verdad porque estamos sujetos a las modas y los poderes neo-liberales", ha reivindicado.

RECUERDO A LOS POLÍTICOS CATALANES EN PRISIÓN

Finalmente, ha querido hacer una mención a las "ausencias", a todas las personas "que están exiliadas y en prisión por motivos políticos o por haber hecho uso de la libertad de expresión".

En concreto, ha dicho, "a los exiliados y presos políticos catalanes", a los que ha calificado de "personas cultas y pacíficas, privadas de libertad y de derechos".

"Aún en prisión pueden hacer suyas las palabras de Virginia Woolf: 'Cerrad nuestras bibliotecas, si queréis, pero no hay ninguna puerta ni ningún candado que podréis poner a la libertad de mi mente'", ha concluido Abeyà.