El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha anunciado que los trabajos para acordar una nueva Ley de Aportaciones se reanudarán tras la constitución de las Juntas Generales, las diputaciones forales y los ayuntamientos surgidos de las elecciones del paado 26 de mayo.

Urkullu ha realizado este anuncio en el pleno de control que celebra este viernes el Parlamento Vasco, en respuesta a una pregunta de Elkarrekin Podemos sobre el grado de cumplimiento del calendario legislativo del Gobierno Vasco.

Además del Lehendakari, también se ha referido a esta ley, que regula el reparto de los ingresos fiscales entre las instituciones vascas, el consejero de Hacienda, Pedro Azpiazu.

En este caso, Azpiazu ha respondido a una pregunta del parlamentario del PP Javier Ruiz de Arbulo, que ha criticado la demora en la aprobación de una nueva Ley de Aportaciones, dado que la actual lleva siete años prorrogada.

Ruiz de Arbulo ha criticado que, pese a que el PNV lidera el Gobierno Vasco y las tres diputaciones forales, los representantes de esta formación sean "incapaces" de llegar a un acuerdo para la aprobación de una nueva ley.

Asimismo, ha explicado que. como el problema reside en que los territorios históricos, no se ponen de acuerdo sobre el porcentaje de los ingresos fiscales que cada uno de ellos ha de abonar al Gobierno Vasco, la solución puede pasar por "reducir" el volumen global que las tres haciendas forales han de pagar al Ejecutivo autonómico para financiar los servicios públicos que este desarrolla.

"TOTAL NORMALIDAD"

El consejero ha lanzado un mensaje de "tranquilidad", y ha recordado que aunque la Ley de Aportaciones lleva prorrogada desde 2012, esto no supone "irregularidad" alguna, de forma que las diputaciones siguen realizando sus aportaciones al Gobierno "con total normalidad y sin problema alguno".

Además, ha recordado que en el Consejo Vasco de Finanzas Públicas del pasado 14 de febrero ya se dio un "primer paso" para la elaboración de una nueva Ley de Aportaciones, con la constitución de un fondo extraordinario para compensar posibles caídas de la recaudación por parte de las diputaciones.

Azpiazu ha reafirmado su compromiso con la aprobación de una ley en la que todos los territorios "se sientan cómodos" y que aporte "certidumbre y estabilidad" a las instituciones. "Trabajaremos todo el tiempo que haga falta para tener la mejor ley", ha manifestado.

Consulta aquí más noticias de Álava.